30 nov. 2006

Comodoro es una de las siete ciudades donde creció la cantidad de niños pobres

Sobre los 28 aglomerados que releva el INDEC, y a pesar del crecimiento económico, la pobreza infantil aumentó en siete ciudades: Río Cuarto, Catamarca, Comodoro Rivadavia, Santa Rosa, Salta, Ciudad de Buenos Aires y Río Gallegos. En la Argentina, 4,7 millones de chicos menores de 14 años son pobres. Y de ese total, 1,9 millón viven en familias indigentes porque no tienen ingresos suficientes para comprar los alimentos básicos.


Aunque la pobreza golpea a 3 de cada 10 argentinos, la proporción entre los chicos es mayor: casi 5 de cada 10 menores son pobres. En total, los menores de 14 años suman 10,2 millones. Y el 46,3 % vive en hogares pobres, según los datos de la primera mitad de 2006, proyectados a todo el pa¡s, difundidos por el INDEC. Un poco más de la cuarta parte de los ni¤os pobres -casi 1,3 millón- viven en la Capital y el Gran Buenos Aires. Con relaci¢n a la segunda mitad de 2005, la pobreza infantil se redujo del 49,5 al 46,3%: en 6 meses, el número de menores pobres bajó en 325.000 ni¤os.


Sin embargo, la pobreza infantil aumentó en siete ciudades: Río Cuarto, Catamarca, Comodoro Rivadavia, Santa Rosa, Salta, Ciudad de Buenos Aires y Río Gallegos.
Por ejemplo en la Capital Federal hay 114.000 menores pobres, cuando 6 meses atrás sumaban 99.000 y un año atrás 103.000. En la Capital Federal, la pobreza infantil alcanza al 24%. Y en el Gran Buenos Aires trepa al 48,3%, por encima de la media nacional.
Seg£n el INDEC el mapa nacional muestra una fuerte disparidad entre regiones. En el tope se ubica Resistencia, donde la pobreza infantil trepa al 70%, seguida por Corrientes, con el 66,2%. En la otra punta, con el 7,6% están Tierra del Fuego y R¡o Gallegos, con el 12% .Y en indigencia infantil, sobresalen Resistencia (43,6%), Corrientes (29,6%) y la ciudad de Santa Fe (28,4%).
En el informe difundido ayer se explica que esta mayor pobreza infantil con relación a la de los padres se debe a que en los hogares pobres las familias son más numerosas y el escaso ingreso debe alimentar a más gente. Además, este alto n£mero de chicos pobres es un factor de reproducción de la pobreza por el impacto cultural, educativo y laboral que implica criarse en un ambiente de carencias básicas.

En seis meses la pobreza infantil se redujo sólo 3,2 puntos, y en algunas regiones y ciudades volvió a subir. Y eso se debe a que un gran sector de trabajadores, ya sea porque tienen un plan social o porque tienen trabajo (sea éste remunerado en negro o en blanco) pero con sueldos bajos, perciben salarios que todavía están por debajo de la línea de pobreza.
Con relación a la medición anterior, la mayor reducción de la pobreza infantil se registra en Concordia y La Rioja, mientras que donde más aumenta es en Río Cuarto y Comodoro Rivadavia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario