6 ago. 2007

Río Gallegos: La represión nunca cesó, siempre estuvo


DOCENTES FUERON REPRIMIDOS EL SABADO A LA NOCHE

Lo que comenzó como una simple movilización de docentes para "marcar presencia" ante el Gobierno provincial, culminó con incidentes a metros de la casa particular del presidente y con una revuelta en el patio mismo de la “Rosadita”. El sábado, cerca de las 21, unos 300 docentes, cumpliendo un mandato de la asamblea, realizaron un "cacerolazo" y una marcha desde la Carpa de la Dignidad -ubicada frente a la Casa de Gobierno- hasta la sede del Consejo de Educación. Cuando los manifestantes se disponían a regresar a la carpa pasaron frente al cordón de seguridad montado por la Gendarmería Nacional, a una cuadra de la residencia presidencial. En esos momentos se produjeron forcejeos entre los docentes y los gendarmes.

Ante lo sucedido, la columna de los manifestantes decidió volver a la Carpa de la Dignidad y una vez allí, -cerca de las 23:30- comenzó la refriega, los manifestantes, unos 50 en total, comenzaron a mover los vallados que aún cercan la Casa de Gobierno de la provincia de Santa Cruz, generando la reacción del personal policial. Tras cortar el alambrado que une las vallas, los manifestantes -entre corridas de policías- ingresaron al patio externo de la Casa de Gobierno. Gabriel Porras, integrante del gremio ADOSAC, destacó que la iniciativa de correr el vallado e instalar una carpa dentro del patio mismo no era algo impulsado por el gremio, sino que era una decisión tomada por una agrupación docente cuyos dirigentes están enrolados en el Partido Obrero.En esta ocasión la Brigada Antidisturbios de la policía provincial arremetió contra mujeres y varios niños en la vereda pública frente a la Casa de Gobierno. Hubo golpes de bastones, empujones y patadas a personas que se hallaban derribadas, además de bastonazos a cámaras de fotos y filmadoras particulares.En la refriega dos cronistas fueron nuevamente agredidos por los policías.



Un movilero de FM Magna y el reportero gráfico de TiempoSur fueron golpeados por la policía. Previamente a esta represión, personal de Gendarmería Nacional, en la esquina de las calles Don Bosco y 25 de Mayo -a una cuadra de la residencia presidencial- había producido la agresión al hijo del abogado Bernardino Zaffrani. El muchacho fue recogido por una ambulancia y llevado a un establecimiento privado donde se le practicaron curaciones.La denuncia de los ciudadanos agredidos frente a la Casa de Gobierno se hizo finalmente en la Comisaría primera, donde los declarantes denunciaron al jefe del operativo de la Infantería; al jefe de la Policía Provincial, Wilfredo Roque, y a sus superiores en el Poder Ejecutivo, el ministro de Gobierno Pablo González. Marcha repudio Unas 1.000 personas marcharon anoche por el centro de la capital santacruceña para repudiar los incidentes ocurridos con la policía en el marco de una protesta de docentes, quienes habían ingresado al patio de la Casa de Gobierno.La marcha fue pacífica y sin oradores, solamente con la intención de mostrar su desagrado a la actuación policial.El sábado, efectivos de Infantería de la Policía provincial, pertrechados con el equipo antimotines, volvieron a colocar el vallado alrededor de la Casa de Gobierno que había sido quitado por un centenar de docentes horas antes. Esto, sumado al corte en la frente que un adolescente -hijo del candidato a gobernador por el MST- recibiera durante la marcha, provocó que unas 1.000 personas se movilizaran ayer en repudio a todos los actos de violencia.

Fuente: Redacción Tiempo Sur
FOTOS:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario