20 jun. 2008

“Nadie es peligroso si antes no fue vulnerable, a factores psicosociales"


UN ABORDAJE PSICOSIAL




El doctor Juan Carlos Domínguez Lístalo docente de la Universidad Nacional de La Plata y experto del Instituto Latinoamericano de Naciones Unidas para la Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente y desde 1977 responsable en temas referidos a reformas penitenciarias y de los sistemas de adolescentes y jóvenes en conflicto con la Ley Penal; es uno de los disertantes invitados por el comité organizador del Foro sobre seguridad y Derechos Humanos, realizado en la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco.


Durante su conferencia expusó sobre los abordajes posibles de las problemáticas de seguridad y la violencia, desde la intervención planificada desde una perspectiva psicosocial.

El trabajo comunitario como única forma de intervención, y la consideración de los derechos básicos fundamentales de las personas, como primer paso hacia la solución de las problemáticas fue ampliamente explicado por el especialista.


“El concepto de seguridad humana de los habitantes se aprobó en San José de Costa Rica, en 1999, no va a hacer todavía 10 años y venia derivado de una forma especial de considerar la seguridad que establecía que la seguridad devenía del estricto cumplimiento de los derechos humanos por todos, fundamentalmente por aquellos que tienen la función de presidir el Estado”, afirmó durante su exposición.A través de los estudios interdisciplinarios desarrollados en Costa Rica, se concluyó que: “Nadie es peligroso si antes no fue vulnerable”, a factores psicosociales.


“Consideramos además, lo que en nuestra forma de ver llamamos seguridad humana y desarrollo humano. Las personas tienen dos miedos esenciales que a su vez están relacionados. El primero es el miedo a ser atacados en sus derechos a la vida y en su propiedad. El segundo es a la imposibilidad de organizar una estrategia de supervivencia digna dentro de una calidad de vida aceptable”.El especialista sostuvo que el mirar para otro lado cuando alguien es agredido forma parte del proceso que hizo carne con mucha intensidad en los 90 y que “se expresa en los delitos económicos más graves: la desensibilización, que es una forma particular de las psicopatías. En este sentido, el derecho a la vida ha sido superado ampliamente por el derecho a la propiedad”.


La patología que padece quien, por causa de él sufren otras personas porque quedan sin ser alimentadas o ser atendidas médicamente, sin ser provista de lo necesario por falta de dinero es la desensibilizacion que es una forma particular de las psicopatías.En su conferencia Domínguez se refirió a las recientes medidas tomadas por la Unión Europea respecto a los migrantes y para ello retomó las palabras del filósofo argentino, Elias Kush respecto a las diferencias que existe entre ciudadano y habitante. Según dijo “Para hablar de seguridad de los habitantes tenemos que aclarar que, si bien por razones operativas no estamos restringiendo la seguridad respecto a los delitos contra la vida y la integridad personal, contra la propiedad y contra la libertad sexual, sino también de gozar de la vigencia del estado constitucional de derecho, y de un estándar mínimo de asumir el bienestar en materia de salud, educación, vivienda e ingreso. Vale aclarar que hemos considerado apropiado el término de seguridad de los habitantes y no seguridad ciudadana por cuanto la palabra habitante cubre a todas las personas sin excepción".

Foto: Oficina de Prensa de la UNPSJB

No hay comentarios.:

Publicar un comentario