5 dic. 2008

MARIA MILLACURA PEDIRA LA APARICION DE SU HIJO EN BUENOS AIRES

El 17 de marzo de este año María Millacura LLaipen se sentó en el hall de la comisaría 1° de Comodoro Rivadavia con la determinación de no moverse hasta saber dónde está su hijo, Iván Torres. Desde entonces allí estuvo allí y ni el cáncer pudo moverla: iba a hacerse el tratamiento oncológico y regresaba al hall de entrada de la comisaría. Hoy Infochubut también le dedica una espacio a la lucha de María. Creyó que era su último y desesperado gesto por encontrar a su hijo, cuyo caso resume con precisión en un prolijo cartel que colocó a su lado: "Mi hijo Iván Torres fue detenido, torturado y desaparecido forzadamente por policías de esta seccional el 2 de octubre de 2003. El gobierno provincial y nacional no quieren reconocer su desaparición forzada por sus policías y hasta el día de hoy nadie lo busca."
Pero no: como no obtuvo respuesta, María viajará en los próximos días a Buenos Aires para tratar de ser escuchada. Tiene la intención de reunirse con la Presidente y el ministro de Justicia, informó en su última edición
La Vaca

Cinco años sin respuesta
María espera desde hace cinco años que el Estado le diga dónde está su hijo. La última vez que lo vieron con vida fue en la comisaría 1°, a donde lo llevaron detenido, en octubre de 2003. Su abogada, Verónica Heredia, recorrió todos los escalones judiciales para obtener una respuesta. Pero no: en 2007 la jueza federal Elva Parcio de Seleme sobreseyó a todos los policías imputados. Sólo los procesó por incumplimiento de los deberes de funcionario público por una detención de Iván Torres anterior a su desaparición, que no había sido asentada en forma debida en los libros de la comisaría. Sin embargo, el comisario de la 1ª de Comodoro Rivadavia, Fabián Tillerías, y el policía Juan Sandro Montesino fueron procesados por privación ilegal de la libertad de Iván Torres, e incumplimiento de los deberes de funcionario, aunque ambos resultaron sobreseídos respecto de su desaparición forzada.


La impunidad
Desde el 14 de noviembre de 2003, sus defensoras Silvia de los Santos y Verónica Heredia reclamaron ante el Sistema Interamericana de Derechos Humanos. Primero ante la Comisión Interamericana y luego ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que ordenó al gobierno argentino que provea las medidas necesarias para garantizar la vida e integridad psicofísica de María, sus nietas, sus abogadas y los testigos. Más de cuatro testigos perdieron la vida en circunstancias aun no esclarecidas. Dos de ellos declararon haber visto con vida a Iván en la comisaría y haber sufrido ellos mismos golpes por parte de la policía. Denunciaron, también, que temían por sus vidas. Uno de esos testigos, Walter Mansilla, ya protegido por la Corte Interamericana desde el 6 de julio de 2006, fue asesinado en junio de 2007 y asentado en el Libro de la Morgue de Comodoro Rivadavia como 'NN'.
A este panorama de impunidad se suma el hecho de que el gobierno de Chubut, la jueza Parcio y el Ministerio del Interior distribuyeron dos fotos para obtener información sobre el paradero de Iván que, según su madre, son posteriores a la desaparición y en donde se lo ve golpeado.

El Estudio Libertas publicó una cronología del caso que aquí reproducimos:
Desde el 2 de octubre de 2003 familiares y amigos de Iván Eladio Torres denuncian que fue víctima de desapariciòn forzada en la Comisaria Primera de Comodoro Rivadavia, Chubut. En enero de 2004, la madre de Iván, María Leontina Millacura Llaipén se instaló en la comisaria por tres meses reclamando que le devuelvan a su hijo.
El 17 de enero de 2005, mataron a David Hayes en la Alcaidía de Comodoro Rivadavia, una semana antes le había escrito una carta a María donde denunciaba haber visto como el 2 de octubre de 2003 le pegaban a Ivan entre varios policias en el patio de la comisaria primera y que temia por su vida.
El 13 de octubre de 2005, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos admitió la denuncia realizada el 14 de noviembre de 2003, por la desaparición forzada de Iván.
El 6 de julio de 2006, la Corte Interamericana de Derechos Humanos dictó medidas provisionales a favor de 20 personas -amigos, familiares y abogadas- requieriendo al Estado proteger sus vidas e integridad físicas. En julio de 2007 María se enteró que Walter Mansilla, un testigo protegido por la Corte Interamericana estaba muerto.
El 6 de febrero de 2008, la Corte volvió a requerir al Estado adopte las medidas a fin de proteger la vida e integridad física de las personas que aun estamos con vida. Rechazó el pedido de ampliación de la protección a favor de Iván por ser una cuestión de fondo que permanece ante la Comisión Interamericana. La Comisión Interamericana sesionó sin dictar el Informe de fondo que se solicita desde 2005.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario