9 dic. 2011

cuerpos derramados. Imágenes de los últimos viajes

Imágenes como diapositivas en una habitación oscura.
Se detienen.
De vez en cuando vuelven sobre el papel.
Se trasladan a otras calles.

Cuerpos derramados, con frío, con calor.
Sobre veredas calientes. Colchones sucios y rotosos.
Cuerpos sin ley. Entregados. Sin esperanzas.
Sin edad, desgrañados, flacos y ennegrecidos.
No vienen de una guerra. No tienen un pasado mejor.
Asoman debajo de una manta cuadrille.
                                                      No hablan. No reciben ni el peso de caridad.
                                                      Están ahí para recordar, resistiendo como pueden el peso de una vida
                                                      no elegida.
                                                      Se repiten en todas las ciudades, lejos de los vidriados exclusivos,
                                                      donde la belleza cotiza en bolsa y "pobreza" es una mala palabra.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario