5 may. 2014

Diego Escobar, otro caso de violencia policial en Comodoro

foto diario Patagónico
Diego Escobar tenía 30 años, cuando fue llevado por personal policial de la Seccional Séptimo del barrio Máximo Abásolo en Comodoro Rivadavia, donde más tarde perdería su vida.

La madrugada del 27 de febrero observaba un operativo policial desplegado en el Barrio Abásolo al sur de Comodoro, durante su intervención en un enfrentamiento entre familias antagónicas. Luego resultó detenido en la casa que alquilaba junto a un amigo y a las pocas horas murió en la Comisaría Séptima, previo paso por el Hospital Regional. 

El 8 de mayo, su familia y militantes de organizaciones de derechos humanos se reunirán en el Hospital Regional para dar una conferencia de prensa. El ámbito será el mismo donde los policías de la Seccional Séptima de Comodoro Rivadavia llevaron a Diego Escobar para asistencia médica, sin embargo él falleció en un calabozo de esa Comisaría en circunstancias por demás sospechosas, el pasado 27 de febrero, según sostiene la familia. Cabe acotar que esta conferencia se realizará en ocasión del Día Nacional de la Lucha contra la Violencia Institucional.

"Durante la Conferencia de Prensa se darán a conocer pruebas y evidencias muy contundentes de que Diego llegó a la Comisaría Séptima con un cuadro bastante crítico y que poco tenía que ver con sus supuestas convulsiones. Se brindarán detalles de cómo espera seguir la familia con la investigación y bajo qué la carátula aspiran a que se pronuncia la Fiscalía", indicaron los organizadores de la actividad.

La conferencia de prensa estará a cargo de la familia Escobar, miembros del Colectivo de Acción Grupal Antirrepresiva –AGARRE- y miembros de la Comisión contra la Impunidad y por la Justicia en Chubut.

Miguel Escobar, el padre de Diego indicó tras recibir el cuerpo de su hijo en Cipolletti, Río Negro, que “Según dicen sería un paro cardiorrespiratorio (la causa de muerte) y tiene en la cabeza, en la parte de la nuca, todo abierto, como que le han limpiado  la sangre machucada que le sacaron. ¡Porqué miércoles los tienen a esos asesinos de mierda de la dictadura ahí en la policía de Comodoro! Yo estuve muchos años y sé la manga de asesinos que tienen ahí”, acusó. 

En sus declaraciones, aseguró que su hijo estaba trabajando y que no era un delincuente. Reconoció que cuando era más joven había tenido un problema con la justicia. “El tuvo sus problemas cuando era pibe, cuando tenía 18 años, ahora tiene 30 años, era un laburante más, la policía tiene carta libre para todo, no digan que ganan mal, ahora le pagan diez lucas para matar a la gente”, cuestionó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario