28 mar. 2006

Cerca de 1.300 familias ocupan tierras en Bariloche


La ocupación de tierras en el barrio Nahuel Hue que comenzó en febrero con medio centenar de familias ya supera el millar y se convirtió en la primera toma masiva de la ciudad.
La toma abarca unas 50 manzanas y, según los delegados de los ocupantes, ya supera las 1.300 familias. Desde el municipio no pudieron precisar la cantidad de gente involucrada pero reconocieron que se trata de "la primera toma masiva y organizada" de Bariloche.
La organización, que cuenta con dos delegados por cuadra, alquiló una máquina para agilizar la limpieza de los terrenos y avanzó en las gestiones con empresas de servicios públicos para la instalación del tendido eléctrico y la provisión de agua.
También dejaron en claro la intención de evitar conflictos con los vecinos que hayan adquirido lotes en el lugar asumiendo el compromiso público de respetar a los compradores.
El gesto busca descomprimir los roces surgidos en el inicio de la ocupación con familias de bajos recursos propietarias de terrenos que denunciaron la ursurpación de sus lotes y reclamaron la intervención de las autoridades para defender su modesto patrimonio.
El conflicto que enfrentaba a pobres contra pobres habría encontrado un principio de solución.
Las tierras afectadas por la toma son mayoritariamente privadas pero también hay lotes fiscales del municipio que todavía no decidió las acciones a seguir.

LA TIERRA, UN DERECHO
La situación vivida en Bariloche, se repite permanentemente en la región Patagónica, la semana pasada, en Puerto Madryn un grupo de inmigrantes bolivianos fueron desalojados con topadoras. El año pasado en Comodoro Rivadavia cerca de medio millar de familias ocuparon un sector periférico de la zona sur, en un operativo de ocupación nunca antes visto. Esas familias fueron desalojadas a la madrugada por el grupo de operaciones especiales de la policia. Días después los asentamientos continuarían en la zona norte.
El acceso a las tierra es una de las grandes demandas, que tiene sus raíces históricas en la situación de los pueblos originarios, a quienes se les desconoce sus derechos de ocupantes ancestrales. Los gobiernos dicen que ya no hay tierras fiscales, y lo que se comprueba a diario es que las tierras están concentradas en pocas manos, en las de los que más tienen. Grandes grupos empresariales, o figuras del espectáculo o el deporte, como Marcelo Tinelli y Manuel Ginobili, son los casos más conocidos. Después de la campaña del desierto de Julio Argentino Roca, el acceso a la tierra en Patagonia dejó de ser un derecho.
Los gobiernos generan un desmanejo en los organismos que deben controlar la venta de tierras, de la misma manera en los municipios no se generan políticas que favorezcan a quienes menos tienen, priorizando las ventas de grandes extensiones de tierras a valores irrisorios a grandes empresas, como Clear en Rada Tilly.
Paralelamente, en el sur, como ha ocurrido en otros lugares del país y latinoamerica se generaron organizaciones donde se nuclean las personas que requieron un lugar para vivir. A fuerza de militancia están ganando la batalla, y comienzan a avanzar sobre las tierras desocupadas.
Foto: www.rionegro.com.ar

No hay comentarios.:

Publicar un comentario