9 ago. 2006

Viviendas del IPV: los perjudicatarios del Divina Providencia reclaman su casa

Sonia Viegas, es docente, madre de dos hijos. Vivía en el barrio Divina Provindencia donde el gobierno de la provincia de Chubut, durante la gestión del radical Carlos Maestro, construyó viviendas que comenzaron a caerse con el transcurso del tiempo. Si bien los informes técnicos indican que se debió al movimiento de los terrenos donde fueron construidas aún la justicia no determinó cuál es el verdadero motivo. Los vecinos afirman que las casas fueron construidas con materiales no aptos, y que no contemplaron las condiciones especiales que debían considerarse para construirlas en ese sector. El tema llegó a los estrados judiciales denunciaron a la empresa constructura Torraca y al gobierno pero el tema no avanzó.
Finalmente el gobierno justiciliasta se comprometió a resolver la situación, y estableció diferentes tipos de negociación con los vecinos. Los habitantes de las casas más deterioradas fueron erradicados a viviendas alquiladas con el compromiso de construir las casas nuevas.

En este contexto se enmarca la denuncia de Sonia Viegas Palermo, una de las vecinas del barrio Divina Provindencia. Actualmente, el IPV le alquila una casa hasta que el año que viene concluya la construcción de su nueva vivienda. Sin embargo, por segunda vez el propietario de la casa en la que hoy vive se niega a renovarle el contrato afirmando que tiene problemas a la hora de cobrar el alquiler. V iegas Palermo es una de las vecinas del Divina Providencia que fue erradicada de su vivienda ante el deterioro permanente de la infraestructura. Desde hace un año vive en una casa en el barrio General Mosconi, cuyo alquiler paga el IPV. La mujer esta preocupada porque ayer le informaron que debía abandonar la vivienda por los reiterados atrasos en el pago del alquiler. "Esta no es la primera vez que me ocurre; hace un tiempo pasó lo mismo; por eso el propietario está cansado de la situación. Ahora me dijeron que tengo tiempo hasta el 30 de setiembre para mudarme, pero en el 3 no se puede conseguir casas; no hay directamente", afirmó la mujer.
Viegas es docente y vive con sus dos hijos en Km 3, desde que le informaron que el IPV construir¡a una nueva vivienda para ella. "Pero hace poco hicieron una reunión y nos dijeron que recién para finales del a¤o que viene, con suerte, vamos a poder tener nuestra vivienda. Yo entiendo las demoras de las liciticiones y esas cosas, pero no entiendo por que‚ se firma un contrato de alquiler por 8 meses cuando saben que van a demorar m s en hacer la casa", manifestó la mujer.Uno de los sectores donde se construir¡an estas viviendas ser¡a en el Club Paso de Km 3, aunque hay otras casas dispersas en el barrio Moreno. Estas últimas fueron rechazadas por los beneficiarios por considerar que no reúnen las condiciones para ser habitadas. Desde hace más de un año son al menos dos las casas que están abandonadas en ese barrio."Con los funcionarios y el personal de la Delegación de acá del IPV no tengo nada para decir; ellos me han atendido y trataron siempre de darme respuestas", afirmó la mujer. Por lo pronto Viegas solicita que se le garantice la continuidad del alquiler, sin sobresaltos, porque "hace 8 meses padec¡ un mes entero para ver si me renovaban el contrato o no, porque la orden que se da es hacer contratos por ese tiempo. Y la verdad es que yo trabajo todo el d¡a, soy docente, estoy con mis hijos, sola, y no puedo estar mudándome permanentemente", manifestó la beneficiaria del IPV. La mujer argumentó que necesita continuar viviendo en Km 3 porque es el lugar donde resid¡a anteriormente, pero además donde trabaja.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario