7 sep. 2006

Chubut: Reclamo mapuche contra Benetton


Con la autoridad que le confiere ser un desalojado por el grupo Benetton, Atilio Curiñanco, integrante de la comunidad mapuche, presentó ayer al Subsecretario de Tierras para el Hábitat Social, Luis D´Elía, la nota que se reproduce en este boletín. Allí, reclama la restitución de las tierras de las que fue despojada su comunidad, además de poner en conocimiento de la Subsecretaría de la próxima presentación por parte del Diputado de la Nación Carlos Tinnirello, del bloque Red de Encuentro Social (RedES), de un proyecto de expropiación y restitución del llamado "Predio Santa Rosa".

Chubut, 07 de septiembre de 2006

Buenos Aires, 6 de septiembre de 2006

Señor Subsecretario de Tierras para el Hábitat Social.
Profesor LUIS ANGEL D´ELÍA.
S / D:

Me dirijo a Ud. a fin de ponerlo en conocimiento del reclamo que vengo efectuando junto a mi esposa ROSA RÚA NAHUELQUIR, para que se nos restituyan las tierras de las que fuimos desalojados en 2002, por decisión del Juez Colavelli, de Esquel, a pedido del empresario italiano Luciano Benetton, dueño de más de 1 millón de hectáreas en la Patagonia.

Se trata del denominado "Predio Santa Rosa", sito en el kilómetro 1448 de la Ruta Nacional nº 40, en el paraje Leleque, Localidad de El Maitén, Departamento de Cushamen, Provincia de Chubut, de aproximadamente 535,8 hectáreas de superficie.

En el predio Santa Rosa vivieron mis antecesores, desde tiempos inmemoriales. Incluso, en los alrededores del predio existe un cementerio donde descansan nuestros ancestros.

La resolución que ordenó nuestro desalojo se basó simplemente en una fotocopia borrosa de una escritura de donación de unas 900.000 hectáreas otorgada por el entonces presidente Uriburu en 1896 a diez ingleses en fracciones de unas 90.000 hectáreas cada una, en abierta violación a la legislación entonces vigente.

Desde que fuimos desalojadas, venimos insistiendo en que se nos restituya el lugar. Así, en octubre de 2004 concurrí junto a mi esposa, mi abogado, el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, y miembros del pueblo mapuche a Italia, donde nos entrevistamos con el embajador argentino y el propio Luciano Benetton, quien se comprometió a darle una solución al conflicto. Sin embargo, todo lo que hizo al respecto fue anunciar la donación de tierras a familias mapuches, sin hacer mención concreta al predio Santa Rosa. El anuncio, por cierto, no se ha concretado. Además, rechazamos cualquier donación, porque exigimos la restitución de nuestras tierras.

Posteriormente, en una reunión que tuvimos a solas con el embajador, éste comprometió su apoyo a nuestra causa.

Asimismo, producto de estos reclamos, el Diputado de la Nación Carlos Tinnirello presentará en los próximos días un proyecto de ley para expropiar el Predio Santa Rosa, y restituirlo a quienes fuimos afectados por Benetton.


Muchos otros lugares han sufrido el mismo conflicto, pero no han tenido la debida difusión, como por ejemplo el Boquete Nahuelpan, de la comunidad mapuche, en la Provincia de Chubut, ocupado por el Ejército.

También existen otros conflictos que afectan a miembros del pueblo mapuche, y tienen a Benetton como protagonista, como la comunidad Vuelta del Río, la comunidad Fofocahuel, y Colonia Lepá, en Chubut. En estos casos, Benetton ha cercado los caminos de acceso a los lugares mencionados.

No sólo Benetton está violando nuestros derechos. Otro terrateniente que está usurpando nuestras tierras es El Kasen. En la Comunidad Vuelta del Río, hace cerca de 3 años la policía de la Provincia destruyó la vivienda de la familia mapuche Fermín, que estaba ubicada en tierras reclamadas por este latifundista. La familia Llancaqueo tiene un lote usurpado por El Kasen. Se trata de un lugar tradicionalmente ocupado por la comunidad mapuche.

Sin más, saludo atte.

Atilio Curiñanco
DNI: 10.170.258


Foto : Rosa Curiñanco, la esposa de Atilio. Detrás el cartel del Museo donde Benetton cuenta su propia versión del pasado de los pueblos originarios.
http://linefeed.org/~sebastian/benetton/archives/rosa.jpg

No hay comentarios.:

Publicar un comentario