3 sep. 2006

Los vecinos de Cholila no quieren la hidroeléctrica

El día 29 de agosto de 2006, en el centro comunitario de la localidad de El Blanco, cerca de Cholila, Chubut, se realizó la audiencia pública para evaluar el Estudio de Impacto Ambiental del proyecto “Microcentral Hidroeléctrica Cholila.” Concurrieron alrededor de 150 personas, tanto de Cholila como de las localidades vecinas de El Bolsón, El Hoyo, Lago Puelo, Esquel, Bariloche y Corcovado, para opinar sobre el proyecto.

Luego de la presentación del Ing. Roberto Ojeda, a cargo del estudio, se le dio lugar a que los vecinos opinen. De las 50 personas anotadas para exponer, tres hablaron a favor del proyecto mientras los demás presentaron argumentos fuertes en contra del mismo. Varios técnicos profesionales expusieron graves falencias del estudio respecto a los aspectos geológicos, hidrológicos, económicos, sociales, culturales y legales. Entre otros, el abogado Gustavo Macayo, el limnólogo Lino Pizzolón, el técnico Humberto Kadomoto, y el geólogo Carlos Beros señalaron que al proyecto le faltan varios elementos fundamentales, mezcla los distintos proyectos asociados como si fueran partes de uno solo (con el fin de poder hablar de beneficios económicos de una parte como si dependieran de impactos negativos de otras partes), utiliza numerosos datos falsos o tremendamente imprecisos, apenas menciona el impacto ambiental en sí, y nunca en términos cuantitativos. En este mismo sentido, varios vecinos hicieron entender que, sin ningún conocimiento técnico, las desprolijidades, inconsistencias e innumerables contradicciones que se revelan en el estudio no resisten ni el menor análisis y hasta hacen sentir que se subestima al lector.

“Entonces pido la anulación de este estudio y el rechazo completo de este proyecto”
Con estas palabras cerraron sus testimonios varios vecinos y técnicos. Señalaron también que por las omisiones y errores que demuestra el estudio, los distintos organismos estatales no deberían haber permitido que llegara a la etapa de audiencia pública, siendo ésta el último paso requerido para la aprobación del proyecto. Algunos de los aspectos sobresalientes de los testimonios de la gente fueron:
El estudio de impacto ambiental (EIA) no evalúa los verdaderos perjuicios al entorno natural, los pobladores y la sociedad.
En la audiencia pública no se encontraban presentes autoridades de Recursos Hídricos, Dirección de Energía Provincial, ni del Municipio de Cholila.
La autoridad presente, Dra. Mónica Leila Gallego, Directora General de Protección Ambiental, no conoce el lugar dónde se realizaría la represa. El ingeniero Ojeda no recorrió toda la costa del lago donde construiría la represa.
El estudio menciona en muchas ocasiones la generación de empleos para los pobladores de la zona, pero en otro ítems aclara que se necesitará mano de obra calificada (que no hay en la región) y que los puestos de trabajo directamente relacionados con la operación de la microcentral son dos. Los otros puestos que menciona el estudio son en realidad parte del proyecto del secadero de frutas, independiente de la usina.
El geólogo Beros, convocado por los vecinos para hacer un estudio crítico del proyecto, desestimó al mismo en su totalidad. Criticó la falta de datos técnicos geomorfológicos y estructurales, la ausencia de propuestas alternativas estudiadas, y la mezcla de cinco proyectos que exigen estudios por separado.
Ojeda asegura que se generará energía en la medida que la lluvia lo permita. Pero aclara que la razón por la cual la empresa necesita de la usina es para asegurar energía sin interrupciones para mantener la cadena de frío en el frigorífico previsto. Además, como si esto fuera poco, si el proyecto solo quisiera generar energía cuando el agua de lluvia lo permita, no haría falta embalsar el lago para tener la reserva de agua, sino que la turbina podría funcionar usando el desagüe natural del lago.
En el estudio se prevé generar un excedente de energía (lo que difícilmente se lograría sostener si depende del régimen de lluvia) que se vendería a la provincia a 10 centavos de dólar (31 centavos de peso), pero hoy los vecinos pagan 7 centavos de pesos. Tendrían el extraño privilegio de pagar la electricidad mas cara del país
Se puso en evidencia que Cholila está incluida en la red de interconectado energético próxima a su implementación. Así quedó demostrada la falacia tan promocionada de que este emprendimiento resolvería las necesidades energéticas de la zona
El estudio fue realizado por personas que trabajan para la empresa que llevaría adelante el emprendimiento. No por una consultora externa como correspondería (encargada de fiscalizar para que los intereses privados no dañen los intereses de las personas)

A CONQUISTAR NUESTRO DERECHO DE VIVIR EN PAZ
En el reino del revés, las víctimas dan explicaciones. Pedro Cifuentes, Gloria Cifuentes, Darío Calfunao, Victoria Hueche, Juana Hueche, Pepe Passica, Carola Levaggi, Debora Filkenstein, entre otros pobladores transmitieron su mirada critica, sus vivencias y sus saberes. Cuando a Victoria Hueche (vieja pobladora del lago Lezana) le llegó el turno de hablar, después de escuchar pacientemente la hora y media de exposición del ingeniero Ojeda, dijo claramente y mirando a los ojos a Steven Bussey –el empresario que se propone inundarla permanente-: “A ESTE PROYECTO YO NO LO QUIERO”.
Y por si alguna duda cabe de todo lo que se quiere ocultar, cuando Denali DeGraf, un vecino de El Bolsón que viajó un día antes para poder inscribirse como orador, quiso ir a visitar el lago por un camino vecinal para conocer el lugar donde se pretende realizar el proyecto, recibió la amenazante recomendación de que se volviera, porque si seguía adelante, quizás después no podía... La denuncia quedó asentada en la Comisaría de Cholila y expresada en la Audiencia.
En este reino del revés, quienes no saben leer un río, a quienes nada les dice un lago ni serán capaces de comprender la amistad de una montaña imponen (intentan si estamos alertas) su idea de PROGRESO y atropellan siglos de comunión con la tierra. Para ponerles freno a estos alimentadores del asfalto y el alambre el martes 29 de agosto los pobladores de Cholila y El Blanco junto a los vecinos de la comarca andina dijeron NO A LA CREACION DE UNA REPRESA HIDROELECTRICA EN EL LAGO LEZANA.
Que todas las miradas iluminen el mañana. Porque ya no queremos ver pasivamente cómo los que vomitan dólares sobre la frescura de las noches estrelladas y se maquillan con números y miden al mundo en hectáreas y megawatts, saquean nuestro suelo, con la complicidad y el visto bueno de los organismos estatales.

Mariela Guarino, Asamblea Comarcal contra el Saqueo desde Cholila

No hay comentarios.:

Publicar un comentario