13 dic. 2006

Los jubilados del petróleo hacen sentir su voz



Son cerca de 20, los centros de jubilados que funcionan en la ciudad, se constituyen como centros solidarios, donde la participación y el encuentro, son motivos de vida. Cerca de 14, son los que están vinculados al gobierno nacional o a la actividad privada, y muchos de ellos están ligados a la historia del trabajo en el petróleo. Este año los participantes de estas organizaciones marcaron otro hito en la historia de la ciudad, movilizándose en reclamo de mejoras salariales, y de las condiciones sanitarias. El jueves 12 de octubre, realizaron una marcha multitudinaria y durante varios meses realizaron asambleas con una importante participación. Entre los reclamos de los jubilados aún está presente también el pago de las acciones de la empresa estatal YPF, mal liquidadas por el Estado, en la década del 90, después de la privatización.

Los jubilados de la ciudad se reunieron en la Plaza de la Escuela 83, a principios de octubre, para concretar "la marcha de la bronca", aunque en el mes de mayo habían realizado las primeras asambleas. Los pilares del reclamo fueron: "una vida digna, acceso a un mejor sistema de salud, y salarios dignos". Humberto Cesarini, presidente de la Federación de Centros de Jubilados de la ciudad fue uno de los dirigentes que lideró la movilización que tuvo como protagonistas a los centros de jubilados de diferentes puntos de la ciudad.Desde fin de 2001, con una inflación declarada del 85%, un gran sector de los jubilados recibió, desde la devaluación un solo aumento, en junio pasado, del 11% y otro sector recibió dos aumentos, uno en septiembre de 2005 y otro en junio de 2006, en total del 22%. La suma de todos los aumentos, incluido el 13%, que no alcanza a cubrir la inflación sólo del año 2002, que fue del 40%. De ahí el reclamo del aumento.
En la oportunidad, los jubilados plantearon la necesidad de establecer un aumento por zona desfavorable para los jubilados de la región austral "Sur 2", integrada por Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. "Pero el director de Anses me dijo que como había que dar un aumento diferenciado por zona desfavorable no se podía. Argumentos que no son válidos, sino excusas", dijo Cesarini, por esos días. El reclamo de los jubilados también incorporó como punto central mejoras en el sistema de atención de salud, el Hospital Regional, el Alvear, y 3 clinicas afrontan la atención sanitaria de la ciudad que hoy tiene una población estimada de 270 mil habitantes. La desinversión histórica en el sector pone de relieve además de deficiencias en la atención, la baja cobertura de la obra social de los jubilados, que a pesar de la buena recaudación no ha mejorado sustancialmente la cobertura de sus afiliados.


En los registros del PAMI, se cuentan cerca de 14 centros de jubilados, algunos de composición mixta, que nuclean a mujeres y hombres que trabajaron en la antigua empresa estatal YPF. En la historia reciente se inscribe la creación del centro de jubilados de trabajadores del sector privado. Con algo más de un año, la institución enfrenta las consecuencias de los montos jubilatorios bajos, que hacen que los obreros trabajen hasta edades elevadas para evitar ver disminuidos sus ingresos salariales. Gabriela Batel del área de relación con beneficiarios, indicó que “todos los integrantes de los centros de jubilados tuvieron algo que ver con la actividad petrolera, y lo que pasó con el tiempo es que se fueron conformando más organizaciones, desprendiéndose de otras importantes como el Centro de Jubilados y Pensionados de YPF”. Hace algunos años el centro que tiene sede en Km 3, llegó a tener 1.800 afiliados.


SER JUBILADO, SER EX PETROLERO
Los investigadores Sebastián Sayago, Brígida Baeza y Viviana Gualdoni, de la Universidad de la Patagonia San Juan Bosco, estudiaron la representación discursiva de las identidades en centros de jubilados de Comodoro Rivadavia. El trabajo consistió en la realización de entrevistas que luego fueron analizadas a través de un estudio que congregó tres disciplinas: Lingüística, Historia y Sociología. Para realizar la investigación se consideraron tres centros de jubilados de la ciudad: el Centro de Jubilados y Pensionados de YPF , el Centro de Jubilados de Comodoro Rivadavia Capital Nacional del Petróleo; el Centro de Jubilados y Pensionados Ferroviarios de Km 5.
El estudio concluyó que los jubilados nucleados en los centros tienen múltiples identidades, y no sólo se definen como comodorenses, sino también como jubilados, pertenecientes a un centro particular, como migrantes y como ex trabajadores de YPF. Su pertenencia a la obra social PAMI, e incluso las afiliaciones políticas y los barrios donde viven, o la condición de mujer o varón, son también cuestiones que definen a quienes integran los centros. “En general, los Centros de Jubilados son definidos por los propios integrantes a partir de autodescripciones de actividades. Esto puede ser explicado en el afán de los jubilados de realizar múltiples tareas: bailar, actuar, practicar bochas, jugar a la canasta o al truco, organizar fiestas, viajar, etc., vinculado al afán también compartido por todos de manifestar discursivamente que lo hacen”, indicaron los investigadores.
Del estudio también se desprende que los temas que se presentaron en forma constante en las entrevistas fueron: el viaje, el trabajo, el petróleo, la familia y la religión, cuestiones que según los investigadores resumen parte de la historia de la ciudad, cuando la vida estaba organizada por el Estado. Es decir cuando aún la empresa YPF era estatal.
El Centro de Jubilados y Pensionados de YPF fue fundado en el año 1963 y, luego de funcionar durante un tiempo en el edificio de SUPE, tiene su sede social en una zona destacada del Barrio General Mosconi, en una esquina ubicada al margen de la Ruta Nacional Nº3. Sin dudas es el más representantivo, en alguna oportunidad llegó a tener filiales en distintos barrios, como en Laprida, en el Jorge Newbery, que con el tiempo se fueron independizando, y recreando sus propias funciones.
Entre los más antiguos y vinculados directamente a la ex empresa estatal se encuentra el Centro de Jubilados “Juan Zabalo”, que reúne a quienes estaban vinculados al Sindicato Único de Petroleros del Estado.
El amplio edificio en el que funciona este centro les fue cedido por YPF, lo que se revela a nivel visual por el tipo de decoración, compartida por gran parte de los edificios de la empresa). Éste cuenta con un sector de oficinas, otro dedicado a la peluquería y a la pedicuría, una sala de recepción, un salón de fiestas, una cocina, baños y una cancha de bocha techada, con bar incluido. Indudablemente, se trata del centro de jubilados con mayores comodidades edilicias de la ciudad. El Centro realiza actividades tales como: organización de viajes; talleres de manualidades, folklore y yoga; servicio de peluquería y pedicuría; campeonatos de tejo y bochas; cenas y festejos varios; y alquiler del salón para fiestas.
En estas actividades participan tanto hombres como mujeres -la mayoría de ellas pensionadas-. Las relaciones entre los miembros del centro son bastante estrechas, ya que casi todos fueron compañeros de trabajo en YPF e, incluso, vecinos. En este caso los miembros del Centro están habituados a ser entrevistados, es que entre sus integrantes hay antiguos residentes de la ciudad, que son consultados permanentemente por investigadores y estudiantes sobre la historia de la ciudad, de YPF, del barrio, etc.Este año las actividades recreativas fueron combinadas con asambleas, y conferencias de prensa destinadas a movilizar a sus afiliados en el marco de la lucha por el incremento de las jubilaciones y las pensiones. Después del crudo invierno, decidieron salir a la calle y dejar en claro su posición ante una situación de vida que no les es placentera, y que lejos de instalarlos en el lugar del descanso, los ubica en el de la búsqueda de dignidad y los llevó una vez más a tomar la palabra.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario