20 ago. 2007

Dos ex funcionarios municipales en la Justicia

DONNET Y PARADA, EX FUNCIONARIOS DEL AREA DE GOBIERNO FUERON JUZGADOS POR "VIOLACION DE MEDIOS DE PRUEBA"


El juez Jorge Pellegrini resolverá mañana martes la situación del ex secretario de Gobierno de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia, Miguel Donnet, y de su ex subsecretario, Alberto Parada, quienes fueron imputados y juzgados por "violación de medios de prueba" a partir del supuesto "cajoneo de actas" que se denunció a raíz de la polémica ordenanza conocida como "Ley seca".

"Ley Seca-Donnet, Parada" es el rótulo de la causa en la que se vieron envueltos los dos ex funcionarios del área de Gobierno de la actual gestión municipal y por la cual el Ministerio Público Fiscal les imputó el delito de "violación de medios de prueba", algo previsto en el art¡culo 255 del Código Penal. La imputación conlleva el pedido de dos años de prisión e inhabilitación profesional por el mismo tiempo. Ese fue el pedido que efectuó la fiscal, Mar¡a de las Mercedes Torres Fernández durante la etapa de alegatos.


LA HISTORIA


La historia del "cajoneo" de actas se inició tras la entrada en vigencia de la ordenanza conocida como "Ley Seca", con la cual se prohibió en abril de 2005 el consumo de alcohol en locales bailables. La autoritaria ordenanza surgió como una respuesta a los pedidos de regulación del mercado, después de la muerte del joven Mauricio Gallardo (22) a la salida del boliche "Gigante". Sus padres finalmente decidieron donar los órganos, mientras que la polic¡a agarró a los tres primeros pibes que se cruzaron en el camino y les adjudicó el hecho. Esos chicos pasaron poco más de un año detenidos, hasta que finalmente la Justicia los absolvió tras confirmar que no tuvieron participación en el hecho.


La ordenanza originó un amparo por parte de dos locales que s¡ pod¡an expender bebidas: "Gigante Mega Disco" y "Punto Com". A todo esto, los propietarios de los otros locales bailables de Comodoro Rivadavia y según la investigación de la fiscal "manten¡an reuniones con diversos funcionarios municipales el fin de semana anterior a la noche de librar las actas".
"En una reunión en el despacho del secretario de Gobierno de entonces, el Dr. Donnet, se produjo la autorización verbal del Secretario para expedir bebidas alcohólicas", dijo en su alegato la representante del Ministerio Fiscal. Ese fin de semana los inspectores salieron a constatar si se cumpl¡a con la Ordenanza. En consecuencia, las actas labradas a Géminis Disco, La Tangoteca y Hallowen -por vender alcohol- fueron firmadas en disconformidad por los propietarios de los locales, por haber sido autorizados verbalmente por Donnet.


La Fiscal¡a describió que los propietarios de locales concurrieron el lunes al municipio por lo sucedido el fin de semana. All¡ fueron atendidos por Donnet y Parada a puertas cerradas, quienes manifestaron que "con las actas no pasar¡a nada". Además se mencionó que la señora Casanova -"cuñada de Parada y responsable de Habilitaciones"- desconocía la existencia de las multas. Pero al aparecer las actas, tras la denuncia de la juez de Faltas, Ana Cúpari, Casanova elevó una nota a Donnet. "El secretario de Gobierno contestó que él ten¡a conocimiento de la retención de las mismas y que se aguardaba una decisión judicial respecto de los demás locales bailables". Para la fiscal, "quedó demostrado que existió vinculación directa con el Area de Habilitaciones" y por ello solicitó la pena de dos años de prisión e inhabilitación especial.


VARIOS CASOS


Donnet y Parada son los primeros funcionarios de la actual gestión municipal en llegar a juicio por supuestas irregularidades en el desempeño de sus funciones o por las que realizaban antes de asumir. En la lista de espera se encuentra pendiente el ex concejal Justicialista, Jorge Santana; el ex subsecretario de Gobierno, Carlos Marsó y el ex secretario de Obras Públicas, Ricardo Gerreiro.



A Santana se lo recuerda por la denuncia que le efectuaron los socios de la cooperativa El Porvenir y por ser echado del Concejo Deliberante a raíz de aquel escándalo; a Marsó, en tanto, se lo recuerda como uno de los imputados en la causa de prostitución y trata de blancas que, llamativamente y a pesar de haberse firmado su elevación a juicio en febrero de este año, aún el trámite no llegó a la Cámara del Crimen para ponerle fechas a las audiencias.



A Guerreiro, por su parte, se lo recuerda como el único imputado en la causa que se inició a partir de la construcción del Centro de Promoción Barrial de Kilómetro Cinco, obra que se le adjudicó en forma directa a la empresa Natura Ecology y que derivó en una denuncia penal por parte de uno de los integrantes del Tribunal de Cuentas de la Municipalidad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario