7 ago. 2008

PERPETUA PARA EL ASESINO DE UNA NIÑA EN GAIMAN

Fallo unánime de la Cámara del Crimen de Trelew

La Cámara Primera en lo Criminal de la ciudad de Trelew impuso la pena de prisión perpetua a Juan Carlos Arista por el delito de homicidio calificado y abuso sexual simple por el hecho cometido el 15 de noviembre del año pasado entres las 17.30 y 18 horas en la zona de chacras de Gaiman y en el que perdiera la vida la menor María Isabel Jiménez de 14 años de edad.-

El Tribunal integrado por los jueces Omar Minatta, Alejandro de Franco y el conjuez Emilio Galende leyó la parte resolutiva del fallo pasadas las 19.30 en la sala de audiencias de la Cámara del Crimen ante la presencia del imputado, la fiscal Mirta Moreno, el abogado querellante Eduardo Díaz, la defensora oficial María Gómez Lozano, los padres de la niña asesinada, alumnos y profesores de la Escuela Agrótecnica de Bryn Gwyn –establecimento al que asistía la joven-, como así también el jefe de la Policía comisario general (RE) Juan Luis Ale, quien se encontraba entre el público.

El fallo fue unánime en cuanto a la calificación legal, la identificación del autor del hecho y la pena a imponer de prisión perpetua. En ese sentido el Tribunal rechazó el planteo de nulidad que la Defensa de Arista había realizado antes de concluir el debate al considerar que una pena perpetua era “inconstitucional”. Por el contrario los jueces consideraron que la pena fijada “no resulta desproporcionada con la magnitud del injusto y el grado de culpabilidad” de Arista.

LOS ARGUMENTOS

“No estamos ante un sujeto que tenga la capacidad de autodeterminación óptima para los casos de abuso sexuales, tal como lo deja traslucir claramente el psicodiagnóstico, pero sí que la tiene para autodeterminarse en los delitos contra la vida, por lo que tal extremo viene también en apoyo para establecer su grado de culpabilidad y afirmar que la pena establecida en el Código Penal no es, desde este punto de vista, notoria o groseramente desproporcionada”, señaló Minatta en su voto.

“Este caso adquiere guarismo superlativos, si mencionamos la edad de la víctima (14 años), sus cualidades morales e intelectuales resaltadas aún por la Defensa, el grado de indefensión en se encontraba al momento de ser interceptada, el arma utilizada y las heridas producidas, lindante todo ello como una conducta agravante de los homicidios., me indican que tampoco es dable apartarse de la pena mensurada cono justa para este tipo de acciones”, subrayó el juez De Franco.

En el análisis de las pruebas el conjuez Galende destacó la presencia de Arista en el lugar del hecho minutos antes del crimen y que fuera señalado por varios testigos que declararon durante el juicio. Asimismo la sevillana con rastros de sangre secuestrada en el domicilio del imputado y cuya prueba de ADN dio concordante con el patrón genético de la víctima fueron valorados por el profesional para tener por acreditada la autoría del crimen en la persona de Arista. “El imputado no es otro que el autor de los abusos y tocamientos. Asumió la decisión de matar con el fin último de lograr la impunidad”, señaló Galende

No hay comentarios.:

Publicar un comentario