7 ago. 2008

EN TRELEW: UN MILITAR Y SU ESPOSA AMENAZARON Y GOLPEARON A UN CHICO

OFRECIERON DINERO Y TRABAJO COMUNITARIO
Un efectivo de la Armada Argentina y su esposa ofrecieron ante la Justicia realizar tareas comunitarias, someterse a una terapia psicológica y otorgar una reparación económica luego de que ambos reconocieran haber privado de la libertad, amenazado, agredido y herido físicamente a un menor a la salida de un establecimiento educativo de la ciudad de Trelew.
Extrañamente no trascendió el nombre del militar y la esposa, que ayer ofrecieron dinero a la familia del niño golpeado y relaizar trabajo comunitario. El 19 de noviembre el hijo de ambos resultó lesionado en una pelea por un compañero a la salida de la Escuela 748 de Trelew, y en venganza el matrimonio persiguió y atrapó al supuesto agresor, lo introdujo en su automóvil particular, lo amenazó, golpeó e hirió y posteriormente abandonó en otro sector de la ciudad.

Ayer, en Trelew, se realizó la audiencia en la que la jueza Patricia Asaro escuchó el relato del hecho de parte de la fiscal Susana Vilaseca y la propuesta de la suspensión del juicio a prueba realizada por el abogado defensor de la pareja Enrique Maglione. La misma incluyó un pedido de disculpas y una reparación económica para la familia del menor agredido y la intención de parte de los imputados de dar charlas gratuitas en instituciones públicas.

El acuerdo estuvo punto de naufragar, ya que la familia del menor agredido rechazó las disculpas y todo tipo de acercamiento con los agresores. Tras un cuarto intermedio finalmente se convino la nueva propuesta que incluirá –a pedido de la familia damnificada-, el tratamiento psicológico para el matrimonio agresor. A su vez la reparación económica fue acordada en 2.000 pesos. La jueza Asaro decidirá el 12 de agosto al mediodía si suspende el juicio a prueba y homologa el acuerdo.

El accionar de los imputados fue caratulado delitos de privación ilegítima de la libertad agravada, en concurso real con lesiones leves y en concurso real con amenazas. El niño agredido sufrió lesiones en el tabique nasal, fue suspendido en la escuela y posteriormente perdió el año, según relataron sus padres. La fiscal Vilaseca indicó que la expectativa de pena de haberse alcanzado el juicio habría sido para el militar de 3 años de prisión en suspenso y de 2 años para su esposa, ya que ambos no registran antecedentes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario