17 oct. 2008

CONDENAN AL ENCARGADO DE UN SUPERMERCADO POR ABUSO SEXUAL

El Tribunal integrado por Martín Montenovo, en calidad de presidente, Daniel Pintos y Jorge Vanni, como conjuez, resolvió hoy luego de tres días de debate, condenar a Oscar Uribe a la pena de cuatro años y seis meses de prisión por encontrarlo culpable de los delitos de abuso sexual simple, en un caso; y abuso sexual gravemente ultrajante en otro.
El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por Liliana Ferrari, fiscal general y la defensa del imputado por Marcelo Cerdá, abogado de la Defensa Pública. El imputado era el encargado de una de las sucursales del Supermercado La Proveeduría, de nuestra ciudad y las dos víctimas eran empleadas de dicha sucursal.

AMENAZAS DE DESPIDO
Los hechos ocurrieron con respecto a una de las víctimas durante aproximadamente 7 meses, y en relación a la restante durante mas de un año y medio. Para abusar sexualmente de ellas Uribe las intimidaba merced al poder y autoridad que le daba su cargo de encargado de la sucursal, quebrando la voluntad de las víctimas con amenazas de ser sancionadas y hasta despedidas de su lugar de trabajo.
La importancia del fallo condenatorio está dado por resultar inédito, al menos en ésta Circunscripción, donde el Tribunal ha dado crédito a las manifestaciones de las mujeres, las que fueron evaluadas por la sicóloga del Tribunal y se logró acreditar que tales abusos ocurrieron y se sostuvieron en el tiempo por la intimidación a las mujeres, quienes hasta el momento de formular las denuncias ante la Comisaría de la Mujer, por temor a ser despedidas, mantuvieron en secreto los abusos padecidos. El imputado quedó detenido desde el mismo momento que finalizó el debate, donde se oraliza la parte resolutiva de la sentencia.

ACOSO SEXUAL
Si bien la figura de acoso sexual no está contemplada en el Código Penal de la República Argentina, es intensamente desarrollada en varios países y especialmente por la Organización Internacional del Trabajo quien lo considera “un comportamiento de carácter sexual, que no es deseado por quién lo recibe y que lo siente como un condicionante hostil, convirtiéndolo en algo humillante”. Las investigaciones demuestran que casi siempre los acosadores sexuales en el trabajo son hombres y generalmente ocupan un puesto superior a la víctima.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario