17 oct. 2008

RECLAMAN QUE SE BUSQUE A BETO APABLAZA



Beto Apablaza desapareció el 25 de setiembre de su hogar, ubicado en la localidad cordillerana de Epuyen. “Era un hombre de campo absolutamente común”, indican las organizaciones sociales de esa zona que vinculan su desaparición con su rol de testigo en una causa judicial por el tema de tierras. Incluso uno de sus hermanos aseguró: “lo silenciaron”.

El 4 de octubre el Ministerio Público Fiscal de Esquel abrió las actuaciones, indicando que “es un hombre que reside solo en su vivienda de Epuyen y se gana la vida como leñador”.
De inmediato se dispuso entonces el inicio de la búsqueda, la que está en manos de Defensa Civil, Bomberos y policía, además de una serie de pesquisas que permitieran arrojar datos sobre el paradero de Apablaza. A 21 días de la desaparición, el Movimiento de Apoyo en la Lucha por la Tierra sostuvo que “extraoficialmente, la fiscalía dice que en realidad no se está investigando aún”.
El campo en el que vive la familia tiene un total de 60 hectáreas titularizadas y un derecho de explotación forestal de 129 hectáreas en inmediaciones del mismo Parque Provincial Cerro Pirque.
Apablaza era testigo en un juicio por la situación de las tierras en las que vivía. Es que una media hermana vendió el predio a su concubino por una suma cercana a los 150.000 pesos y en setiembre de 2007, como apoderada, reclamó la urgente posesión e intimó a la familia Apablaza a desalojar el territorio.
El padre del desaparecido, Alfredo Apablaza, había sufrido una hemiplejia producto de un ataque de presión. Se encontraba casi en total estado de indefensión, disminuido en sus capacidades físicas y mentales. La media hermana de Beto se llevó a su madre y a su esposo a vivir a Puerto Madryn. Los hermanos denunciaron que en 2005 la mujer convenció a su madre de las ventajas de que le hiciera un poder de administración del campo a su favor. El poder fue firmado ante testigos en escribano público. Y hace algunos años la media hermana reclama judicialmente el desalojo de sus hermanos para hacer efectiva la venta. Beto era testigo en ese juicio, y el 15 de octubre tendría una audiencia. Los vecinos indican que el hombre habia realizado ventas de leña para comprar la ropa que se pondría el día del juicio.
Organizaciones sociales de la comarca denuncian que en la zona se dieron otros casos de desaparición de pobladores vinculados a la disputa de tierras.
Afiche diseñado por el periodista Diego Colinamun de Trelew.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario