25 nov. 2008

MIRARSE EL OMBLIGO HASTA QUEDAR SIN AIRE

Se mira el ombligo
Escarba con el dedo
Se dobla
Se retuerse
El estomago comprimido
Se queda sin aire
Se concentra en el pequeño e insignificante hueco
Se pregunta
Para qué sirve
Intenta llegar a tocarlo con la lengua
pero no puede
Sigue sin aire
los ojos se le salen
pero inciste
Sique las líneas pero no logra atravesarlo

No es el ombligo de los prisioneros vietnamitas en el que los soldados americanos apagaban sus cigarros;
No es el ombligo de los condenados de España en épocas de Franco, que eran comprimidos con un tornillo;
No es el de Cuauhtémoc porque se lo cortaron para que confesara dónde se encontraba el tesoro de Moctezuma;
Seguro que no es el ombligo de los Villistas, de la Revolución Mexicana, adonde iba a parar el tiro de gracia luego del fusilamiento.


2 comentarios:

  1. me gustó el texto monina, de quién es?

    ResponderEliminar
  2. Otro sobre el Ombligo pero este es de A Gutierre Tib—n

    Cuarto creciente
    pez entre dos aguas
    clave trascendente en la playa astral
    nudo desnudo que se anula
    orilla ciega, sutura sorprendida
    donde la vida termina
    para comenzar,
    marea p‡lida y nocturna
    al m‡s leve tacto se capturan
    todos sus temblores
    Hermoso!

    ResponderEliminar