12 dic. 2008

UN NUEVO DERRAME CONTAMINA LA RESTINGA DE CALETA CORDOBA

ES EL SEGUNDO EN LOS ULTIMOS 10 DIAS

Los vecinos del barrio Caleta Córdoba se movilizarán el lunes hasta el edificio de la Justicia Federal, ubicada en el centro de la ciudad, reclamando la urgente intervención después de que ayer a media tarde detectaran el segundo derrame de hidrocarburos en la costa del barrio portuario. Los vecinos indignados denunciaron la falta de intervención de la Prefectura y autoridades municipales, y resolvieron movilizarse el lunes.

La planta de la empresa Termap comenzó a funcionar el domingo 8 con autorización de la Secretaria de Hidrocarburos de la provincia. Cabe recordar que fue la Justicia Federal quien ordenó que la monoboya dejara de operar hasta que se tomara una decisión una vez realizada la indagatoria a la tripulación del buque “Genmar Spyridon”, que protagonizó el derrame del martes 2. El buque petrolero con destino a Chile cargó crudo en la monoboya, pero un cambio en la dirección e intensidad del viento provocó que se detuviera. Cuando Termap pidió que se retomara la actividad, un giro ocasionó que se desprendiera una manguera flotante y parte del petróleo se filtró. El capitán del “Genmar Spyridon” (de origen ruso) comunicó la falla y la central de almacenaje puso en marcha el operativo de contingencia que contempló la limpieza generada por los aproximadamente 2 metros cúbicos de petróleo derramado.
RESPONSABILIDADES
Hoy la historia se repite por tercera vez -el primer derrame fue en diciembre pero del 2007- y los vecinos denuncían a las autoridades por la falta de medidas preventivas.
Lucas Sala, pescador artesanal que vive en el barrio reclamó la presencia de las autoridades y sostuvo que ante el segundo derrame en los últimos días los vecinos decidieron intervenir y movilizarse en reclamo de "verdadero plan de contención y de prevención, pero además queremos que vengan médicos y que nos digan que va a pasar porque acá los chicos se están bañando, se tiran en las playas y están todas contaminadas, ni siquiera un cartel pusieron diciendo que está prohibido el ingreso". En tanto, otro vecino, Jorge Bill sostuvo que "impedimos que se llevaran las mantas para que después no digan que acá no hay derrame, porque esto no es un remanente porque hay como tres kilómetros, no puede ser un remanente si el derrame anterior era de 2 metros cúbicos. Acá van a querer ocultar todo por eso decidimos llamar a un escribano para que quede constancia del derrame y las mantas. Acá todos vienen y nos traen discursos pero porqué no vienen acá y dan la cara porque ahora nadie se quiere hacer responsable".
foto de Archivo

No hay comentarios.:

Publicar un comentario