7 may. 2009

DENUNCIARAN A NIVEL NACIONAL LA REPRESION DEL GEOP EN CORCOVADO

El Frente de Lucha Mapuche y Campesino viajarán a Buenos Aires la semana próxima para acceder a una entrevista con el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Eduardo Luis Duhalde, “por la aterradora represión realizada por el Geop en Córcovado”, indicaron a través de un comunicado de prensa.

A través de la fundación de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora también solicitaron una entrevista con la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner. Así como también con el ministro del Interior, Aníbal Florencio Randazzo, y el ministro de Justicia, Aníbal Fernández.Marta Belén Pinchulef, madre del joven Bustos ahora prófugo de la justicia y del joven, que quedó paralítico como consecuencia de un disparo realizado por un miembro de la fuerza policial Geop; y su esposo, Omar Bustos, y Moira Millán referente del Frente de Lucha Mapuche Campesino viajarán a Buenos Aires el 10 de mayo “para obtener una respuesta de nuestros representantes ante los hechos ocurridos. Así como también dar a conocer a todas las argentinas y todos los argentinos, en conferencia de prensa, los mecanismos de Terrorismo de Estado aplicados en la provincia de Chubut”.
Indicaron que exigirán una investigación exhaustiva de los hechos acontecidos en la localidad de Corcovado y que “sean debidamente castigados los culpables del avasallamiento de los Derechos Humanos de los habitantes de esta región”. Afirmaron que la denuncia parte “desde el más profundo dolor e indignación de nuestra hermana mapuche Marta Belén Pinchulef y su compañero, padre de sus diez hijos, Omar Bustos. Ellos con gran esfuerzo desde su humilde condición de trabajadores criaron con amor y esmero a sus diez hijos en un pueblito muy pequeño llamado Corcovado, ubicado a 100 Km de distancia de Esquel en el noroeste de la provincia de Chubut”, expresaron.
LAS HERIDAS QUE NO CIERRAN
Agregaron que el mayor de sus hijos fue acusado y procesado por homicidio en circunstancias confusas, en julio del 2006. Desde hacía más de un año se mantenía prófugo de la justicia. El día 8 de marzo de este año decide entregarse, acudiendo para ello a la casa de sus padres desde dónde pretendía esperar al abogado defensor. Allí se encontraban además de sus padres dos hermanos menores. Mientras aguardaban la llegada del abogado arriban al lugar más de 30 efectivos policiales fuertemente armados, que solicitan se entregue el fugitivo. Mientras su padre dialogaba con dichos efectivos para garantizar la integridad física de su hijo, otros miembros de la policía empezaron abrir los postigos de las ventanas de atrás a fin de tomar por sorpresa al joven fugitivo.Esto generó una situación que derivó en la huida de dicho joven y ante un cuadro confuso cargado de violencia, comienzan los disparos.
EL TEMOR PERMANENTE
“Huyeron por temor, Cristian Omar Bustos - el joven buscado – y sus hermanos, que hasta ese momento desconocían que Cristian se encontraba armado”, indicaron. En el medio de la balacera, resultan muertos un policía de la provincia y uno de sus hermanos, Wilson Ruperto de solo 19 años, que se encontraba desarmado y asustado. Otro policía cae herido, con heridas leves mientras que otro de sus hermanitos de solo 16 años de nombre Marcos Abrahán Bustos es herido por la policía quedando cuadripléjico, ya que fue baleado por la policía afectándole la médula.Finalmente, el otro hermano de Cristian de nombre Daniel Ernesto de 22 años, que se encontraba desarmado, se entrega y luego de su detención la policía lo hiere de un disparo en la pierna. “Hoy se encuentra detenido en la comisaría de Gualjaina sin pruebas que lo incriminen en ningún delito solo por el mero hecho de haber tenido la desgracia de estar presente aquel día fatal. Daniel denuncia que fue torturado durante su detención y en el traslado, desde aquel momento y hasta la fecha distintos miembros de la familia han sido amenazados por efectivos policiales, incluso Marcos convaleciente en el hospital fue torturado por la policía apuntándole con un revólver en la cabeza durante el post operatorio. Fue quemado en el cuerpo, con sopa hirviendo”, indicaron.Desde el Frente se sostiene que toda la familia se siente amenazada en su integridad física, y jurídica. Asimismo “el pueblo de Corcovado, sufrió la represión más brutal de la que se tenga memoria en la provincia en lo que va de la llamada democracia. Al día siguiente de este episodio alrededor de más de un centenar de policías del grupo de choque GEOPS invaden el pueblo, allanando más de veinte viviendas, golpeando, torturando y provocando hurtos y destrozos, y generando un estado de sitio ya que la gente del pueblo no podía transitar por las calles pasadas las 22hs. Durante la noche provocaban terror disparando sus armas en las calles, sus rostros encapuchados fuertemente armados impedían que los vecinos se quejaran, tomaron la radio local la FM del pueblo, durante dos días tuvieron el control de la misma. Actualmente hay 11 denuncias en fiscalía contra la GEOPS”.
UNA DESAPARICION
Agregaron que los niños “víctimas de los allanamientos violentos y de torturas psicológicas han sufrido y padecen aun los traumas de aquellos días. También hasta el día de hoy hay un poblador de la comunidad mapuche de Cerro Centinela desaparecido. Se trata de Luciano González de 42 años, quien fue detenido por la policía y hasta el día de hoy no se tienen noticias”.En este marco la organización reclama la inmediata detención de los torturadores y asesinos embestidos de uniforme policial, el despido de los oficiales responsables que dieron las órdenes y la renuncia de el jefe de la policía de Chubut y el ministro de Gobierno como así también que el gobernador asuma la responsabilidad que le cabe por estos terribles acontecimientos.Llamamos al país a solidarizarse mediante la difusión de este comunicado ya que los principales medios locales se subordinan al silencio impuesto, callan y tapan, para que crezca la impunidad.”La vida de Marta y Omar nunca más volverá a ser igual, ni la de Marcos en una silla de ruedas, ni la de Daniel injustamente apresado, y ya no volveremos a ver la sonrisa simpática de Wilson entre nosotros porque unos asesinos uniformados decidieron que la vida de la gente humilde no tiene valor. Por favor no nos dejen solos”.
El texto lleva la firma de: Marta Belén Pinchulef DNI 14.199.325
Omar Bustos DNI 11.637.545
Moira Millán DNI21.572.4
Moira Millán: 02945 – 15-554983

No hay comentarios.:

Publicar un comentario