28 dic. 2011

Revolución con nombre de mujer

Una guitarra de acordes instigadores

La humedad de helechos gigantes
que arrojan sus cabellos sobre mi espalda


El ron que pasó de vaso en vaso
hasta evaporarse

Las manos que se agitan sobre la mesa para
marcar ritmos desordenados

Vuelve con su voz grave a cortar la noche
para recordar un nuevo relato silenciado
durante la revolución en Nicaragua:

"Todavía recuerdo a esta chica que me contó
que su madre era una campesina que vivía en la
selva, colaboradora de la revolución.
Un día llegó el ejército a su casa
le pegaron, la violaron
pero ella nunca dijo donde estaban los revolucionarios
Ella era una pequeña de tres años
Junto a su madre caminaron por la selva
llovia tanto, y caminaron tanto
que el barro le pudrió los pies
Ella me mostró  las cicatrices".

                       Octubre de 2011, Nicaragua





No hay comentarios.:

Publicar un comentario