13 ago. 2012

Médico especialista aseveró que un plan de atención oncológico de urgencia para niños tendría un bajo impacto económico


EL ESPECIALISTA DANIEL NEGRO APUESTA AL TRABAJO COLABORATIVO ENTRE PROFESIONALES DE BUENOS AIRES Y COMODORO RIVADAVIA


La Fundación Padres Unidos en la Lucha contra el Cáncer Infantil (PULCCI) realizó ayer una nueva Jornada de Oncología con la presencia de reconocidos profesionales de la medicina. En la oportunidad se valoró la importancia de la detección temprana y el trabajo colaborativo que involucra a los profesionales de la medicina, pero también a los padres de los niños y las organizaciones sociales.

Se concretó ayer la 5ª Jornada de Hemato Oncología Pediátrica, que tuvo como disertante a Daniel Negro, hemato-oncólogo infantil  quien abordó las nociones de oncología infantil para médicos pediatras y generalistas. A la vez, expuso el licenciado en Enfermería, Oscar Barbona, quien se refirió al mejoramiento de la calidad de atención del niño con cáncer; y “De qué hablamos cuando hablamos de recursos”.

UNA DEUDA

Negro sostuvo que para fortalecer los recursos de los profesionales comodorenses es que se realizan jornadas como estas. “Los chicos también pueden tener cáncer y el hecho de no pensarlo lo único que hace es hacer perder tiempo y posibilidades de curarlo”, planteó ayer. 
En este marco el médico se ofreció a otros profesionales, que hacen atención primaria, para realizar consultas sobre la situación de pacientes locales.
Desde esta perspectiva planteó que el trabajo cooperativo y solidario puede mejorar la atención al niño con cáncer, aunque la mayor deuda que tiene la ciudad con la población infantil en este sentido es la falta de médicos especialistas en esta enfermedad.  
Indicó que hay provincias enteras, tanto del norte como del sur, que no tienen oncología infantil y en esos casos la solución viene de dos lados, que son soluciones posibles aunque no optimas.
Una es la derivación a un centro de mayor complejidad y la segunda es trabajar en conjunto con médicos, hematólogos y oncólogos  de adultos que tengan la buena predisposición y las ganas de hacerlo en conjunto a distancia, más la atención en forma periódica con especialistas en chicos para optimizar el tratamiento.
“La idea es que más allá del ego de alguien, los pacientes puedan estar mejor tratados”, indicó Negro. Un plan de emergencia como este, según el especialista, generaría un “impacto económico bajísimo porque se armaría un equipo con recurso local y de Capital Federal, considerando que no se trata de traer un receta de afuera, todos queremos trabajar bien por eso se trata de ayudar para hacer la actividad un poco mejor”, concluyó.

SINTOMAS
La actividad contó con la presencia de estudiantes de enfermería y profesionales de diferentes sectores.
La presidenta de PULCCI, Mirta Vidal, valoró el desarrollo de la actividad que implica el trabajo asociativo con otras instituciones tales como la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco y la Municipalidad de Comodoro Rivadavia.
La institución que pronto espera comenzar a construir su edificio trabaja incansablemente en difundir información que promueve ante todo la detección temprana de la enfermedad en los niños, dado que afirman que “cuanto antes se detecte el cáncer, mayor probabilidades hay de que el niño sobreviva”.
Recuerdan que los signos y síntomas dependen del tipo de cáncer y la parte del cuerpo donde este se desarrolle. A menos el 85% del cáncer infantil suele presentar señales como masa abdominal anormal e inflamada, fiebre prolongada y sin causa aparente, palidez, pérdida de energía y de peso rápido, además de dolores persistentes y sin causa aparente, y a menudo vómitos, entre otros factores. 
PULCCI lleva un registro de 50 niños de Comodoro que actualmente estan en tratamiento por algún tipo de cancer, que actualmente son tratados en Buenos Aires.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario