11 ago. 2012

Svampa derribó mitos acerca de la megaminería


PROPUESTAS PUBLICAS EN COMODORO Y TRELEW  FUERON  LAS HERRAMIENTAS DESTINADAS A CUESTIONAR “LOS SUPUESTOS BENEFICIOS”

Maristella Svampa, es una de las autoras del libro "15 mitos y realidades de la minería transnacional en la Argentina. Guía para desmontar el imaginario pro-minero", que se presentó en Comodoro, en el marco de varias charlas públicas desarrolladas en distintos puntos de la ciudad. La jornada de difusión cerró el jueves con un debate político junto con legisladores y concejales acerca de la minería que sintetizan: es una actividad “devastadora ambiental y socialmente”.

Desde el miércoles la doctora en Ciencias Sociales de reconocida trayectoria internacional recorrió la ciudad junto a Enrique Viale, doctor especialista en derecho ambiental y ayer se sumó también el concejal de Esquel, Osvaldo González Salinas (Fus).
Durante los encuentros repitieron incansablemente los mitos y realidades de la actividad minera, que son construidos por las empresas, los funcionarios de los gobiernos y las voces de los vecinos de todo el país, que reclaman tener voz y voto en una actividad que puja por instalarse en Chubut.  “No estamos hablando de un bien estratégico como la actividad petrolera necesario para desarrollar un país sino la simple explotación y contaminación de montañas y valles para enriquecer las bóvedas de los bancos y gobiernos de los países más ricos. El oro es un bien suntuoso”, apuntó González.

ILUSIONES
Svampa enumeró los mitos, entre ellos, promesas de empleo y de bienestar social, minimización de impacto ambiental y desconocimiento de manifestaciones populares, conclusiones de un grupo de investigadores argentinos que analizaron los discursos de la “megaminería transnacional”, desarrollada en países latinoamericanos en las últimas décadas. “Juegan con las expectativas de la gente, al decir que genera empleo, cuando en realidad es transitorio, y los beneficiados son en general gente que viene de afuera”, apuntó. La cientista social indicó que la presentación de un marco regulatorio en Chubut, “nos tiene muy preocupados porque esta provincia ya discutió sobre minería, en el 2003, en Esquel se hizo un plebiscito y se sancionó la ley 5001, que fue la primera en todo el país en prohibir este tipo de minería”.

PROVINCIAS POBRES
En referencia a otra de las “falsas ilusiones de la megamineria” agregó Viale, esta asociada a la criminalización de quienes rechazan la actividad extractiva. “Son catalogados como fundamentalistas quienes llaman la atención sobre la existencia de estos mitos. Cuando tenemos ciudades como Catamarca que es la prueba clara de estas falsedades”, indicó. Al respecto Svampa agregó que se deben analizar otros casos como el de San Juan y Santa Cruz, que “se muestran como provincias exitosas por su explotación minera cuando en realidad no son un modelo a seguir”. Citó además el caso de Catamarca, donde se instaló el primer emprendimiento minero de estas características, La Alumbrea, “que sigue siendo la provincia más pobre del noroeste argentino, tiene tasas de desocupación altísimas, empleo estatal del 25% y el porcentaje más alto de planes trabajar de la argentina; y sin embargo es la provincia exportadora por excelencia. Claramente la exportación de materia primera no tiene nada que ver con el desarrollo de la población”, agregó. Por eso sugirió analizar estos temas desde una perspectiva “integral”, evaluando la dimensión económica, ambiental, social, política y cultural.

DEVASTADORES
 En este sentido Viale acotó que la “la minería conlleva conflictos sociales y culturales, donde hay minería hay conflicto social. Es así en África, Ecuador, Perú. Incluso se contaron 14 muertos recientemente en el medio de la imposición de estos modelos de explotación”.  En este marco los especialistas recalcaron que no hay forma de controlar la explotación minería con el fin de menguar su impacto en las comunidades. “Pascualama indica en su informe que usará 4 camiones de explosivos por día, usará 500 mil kilos de explosivos durante todo el proceso, un emprendimiento como La Alumbrera usa todo el agua que usa la provincia de Catamarca. Son procesos devastadores tanto en lo ambiental como en lo social, lo que dejan es precariedad”, acotó Viale.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario