9 nov. 2012

Buenos Aires: Repudio ante agresiones a trabajadores de prensa

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) expresa su más enérgico repudio ante las agresiones sufridas por trabajadores de prensa durante la jornada de protesta antigubernamental realizada este jueves 8 de noviembre.

Compañeros de C5N, "Duro de Domar" y Télam fueron víctimas de la violencia irracional de quienes reclamaban, entre otras consignas, por una presunta falta de "Libertad de Prensa" agrediendo a los trabajadores responsables de llevar la información a la población.

Néstor Dib, cronista de calle del Canal C5N fue cobardemente golpeado por un manifestante, mientras reportaba en vivo una apresión previa que había sufrido el equipo de la emisora.

Por su parte, Franco Urribarri, integrante de un equipo de cinco trabajadores del programa "Duro de Domar", relato a la agencia Télam que "un señor al que ya conocíamos de una nota anterior como integrante de la agrupación de Cecilia Pando empujó a uno de los productores y con otros manifestantes que se sumaron comenzaron a golpearnos con trompadas y patadas, además de agredir a otros fotógrafos que también trabajaban en el lugar".

Urribarri agregó que "uno de los camarógrafos de su equipo recibió un golpe en el ojo izquierdo y relató que cuando lograron esquivar a sus agresores se desplazaron dos cuadras, recibiendo empujones hasta que en la zona de Diagonal Norte y Maipú quedaron acorralados contra la pared y allí durante quince minutos estuvieron expuestos a las amenazas y los objetos de todo tipo que estas personas les arrojaban".

Asimismo, la agencia de noticias estatal también denunció que "un equipo de Télam fue agredido por un grupo de personas con empujones, insultos e intentos de tapar las cámaras que estuvieron cubriendo la protesta".

La FATPREN se solidariza con los compañeros agredidos y demanda de la justicia las pertinentes sanciones para los violentos identificados, de forma ejemplar para evitar la reiteración en el futuro de estas situaciones que ya se habían generado durante manifestaciones similares el 22 de mayo y el 1 y 7 de junio.

Como los trabajadores de prensa dijimos en el Día del Periodista, una vez más, debemos "exigir justicia y decirle fuerte a los intolerantes de siempre que queremos ejercer nuestro oficio sin tener que sufrir agresiones verbales ni violencia física. Un hecho puede ser considerado aislado, pero la sucesión de hechos conforma una metodología que debe ser detenida. Los trabajadores de prensa de la Argentina rechazamos la violencia ejercida por quienes pretenden volver al pasado trágico y exigimos trabajar en y por la democracia. Ni un golpe más, ni un paso atrás".


No hay comentarios.:

Publicar un comentario