16 abr. 2013

El cuerpo médico de la Corte Suprema exhumará los restos de Julián Amado


Rivarola y los abogados de la familia de Julián Amado
SERA EL PROXIMO MES EN COMODORO

Fernando Rivarola se encuentra en Sarmiento para avanzar en el proceso de investigación de la muerte dudosa de Julián Amado. Por la mañana recibió a los abogados que patrocinan a la familia de Julián, les informó las novedades y  coordinaron la participación de los letrados en las instancias previstas.  Un día después del primer aniversario de la muerte de Amado, uno de los dos fiscales que conducen la investigación, concurrió a Sarmiento. Luego de interiorizarse del estado de las gestiones encaminadas, Rivarola se reunió en la sede de la fiscalía con los abogados de la familia, Edgardo Hughes y Karina Aizpitarte, les informó los pormenores del avance en la realización de la pericia encomendada al Cuerpo Médico de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que se realizará en Comodoro Rivadavia. Los letrados reiteraron su interés en participar en las instancias que restan. Posteriormente el fiscal mantuvo una reunión con el intendente Sebastián Balochi, de quien depende la administración del cementerio local. En el encuentro se acordó la colaboración del personal municipal para realizar la exhumación del féretro, trámite necesario para que los forenses de la Corte lleven a cabo una segunda autopsia, solicitada por ellos en el marco de la pericia que se inició el 26 de marzo. Luego de visitar el cementerio y discutir las particularidades de la tarea encomendada con el encargado, Rivarola regresó a la fiscalía para formalizar los pedidos necesarios.  Cabe recordar que el adolescente falleció el 14 de abril del año pasado; su muerte fue calificada como dudosa, después de haber sido encontrado sin vida y colgando en la caja de un camión. El mismo estaba estacionado en el patio de una vivienda en la localidad de Sarmiento. Si bien la causa fue caratulada como suicidio, una comprometida movilización social denunció “desprolijidades” en el proceso posterior al asesinato. Los fiscales a cargo de la investigación, Rivarola y Marcelo Cretton -de Comodoro- cambiaron la caratula a muerte dudosa. 

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario