26 sep. 2013

Guardapolvos, petróleo y política

Conflicto docente en Comodoro Rivadavia

Ocho escuelas tomadas por padres y docentes. El rol de un Estado que busca un enemigo público. Un sindicalista petrolero que amenaza con una "guerra entre trabajadores". Comodoro Rivadavia, la punta del iceberg de una provincia compleja. Entrevista Prensa del Tercer Milenio a la docente de la regional Sur de Atech Viviana Gualdoni.

Por Alberto Larsen

01. La Gualdoni. Corría 2001 y la encontré en la Plaza Roca, el gobierno de De la Rúa hacía correr a los ahorristas en una primavera con viento poco sol en la ciudad de Comodoro Rivadavia. Me acuerdo que le pregunté que hacía movilizada con el reclamo de desocupados que se disponía a marchar. "Es que putear sola en casa es aburrido. Acá la puteada compartida se transforma en otra cosa", me dijo. La volví a ver en 2005 con los docentes frente a la Legislatura con su sonrisa permanente, con sus ojos claros. Ayer me escribió un chat. Quería contarme que era esto de las asambleas, de la política, de lo que pasaba desde adentro.

"Mirá, acá tenemos que pensar en la forma de organización que tiene esta seccional porque no es que ahora espontáneamente salimos todos a la calle. Hay una organización previa, cada escuela tiene su cuerpo de delegados, cada escuela está acostumbrada a realizar asambleas periódicamente para analizar la situación, luego hay reunión de delegados que analizan los mandatos escolares. Los mandatos se hacen por escrito con la firma de los compañeros, evaluando qué cantidad de compañeros estaría comprometido con una medida u otra, qué tipo de situación puntual hay en cada escuela y cuáles son los conflictos que hay. Esta organización lleva cuatro años. Poco a poco generamos una maya organizativa", explica Viviana Gualdoni y recuerda que "el conflicto sale a la luz después de todo un proceso en donde hicimos reclamos anteriores, formales, acompañados de un paro. A fines de Agosto decidimos las asambleas permanentes. Empezamos a analizar con profundidad los problemas propios de la vida escolar, de la realidad educativa, es ese el gen de todo esto".

02. Para explicar la masividad en las marchas y la contundencia de las asambleas en continuar con el conflico Gualdoni es clara,"el gobierno nos ningunea y dice que el verdadero gremio es la representación de la provincia y que nosotros somos cuatro gatos locos llevados de las narices por un dirigente, nos resulta tan chocante que genera el efecto inverso. Empieza más gente a afiliarse, escuelas que le faltaban delegados eligen sus delegados, pasamos de reuniones de delegados de 40 a 50 delegados a tener reuniones con más de cien delegados. Y las asambleas general se convirtieron en un mecanismo de toma de decisiones. Hoy se suma la situación de padres que acompañan el desarrollo de las acciones. Tenemos por lo menos siete escuelas con la toma" destaca. Al momento de cerrar esta nota y según informa la periodista Ana Tronfi son 8 los colegios tomados.

Para los docentes "el gobierno tiene como única respuesta un discurso del cual no pueden salir. Dicen que tenemos que acatar la Conciliación Obligatoria, que este es un conflicto político que lleva Magno porque es del PCR, que este es un conflicto político que lleva el dasnevismo, que este no es un conflicto real laboral, que este es un coflicto de intereses personales, que tienen que acatar la concialición; y ah, que nos van a mandar telegramas para intimidarnos y que nos van a hacer los descuentos. No nos dicen nada o nos dicen lo mismo de siempre".

03. Este miércoles la ciudad tuvo cortes de ruta en varios accesos. Hasta uno de esos cortes llegó el secretario general del Sindicato de los Petroleros Privados, Jorge "Loma" Ávila, "Quieren voltear a Buzzi", dijo. Los docentes se encontraban efectuando un piquete no permitiendo la circulación de los vehículos afectados a la producción petrolera, lo que hizo que debieran circular por caminos alternativos para poder acceder a los yacimientos. Ávila dijo que quería mediar en una mesa de diálogo, no explicó si era a modo propio o si alguien se la había pedido. Según reseñan los diarios, llegó hasta el piquete con "un grupo de colaboradores". "Este sindicato no aprieta a nadie", dijo Ávila quien la semana pasada con otro grupo de colaboradores ayudaron a la policía a desalojar la bandeja de asambleístas antimineros mientras la Legislatura votaba el contrato con la empresa Tecpetrol.

"Ayer el señor Ávila se presentó como vocero de gobierno a exigirnos que acatemos la conciliación obligatoria y a darnos clase de lo que es ser un buen sindicalista. Ahora, una cosa es un conflicto de privados y otra el nuestro: Un conflicto donde la Secretaría de Trabajo es parte del mismo gobierno que es nuestro patrón. Ofician como representantes de gobierno y nos amenazan con una guerra sindical, con esas palabras nos lo dijeron. Si nosotros con los cortes interrumpíamos la producción petrolera nos iban a declarar una guerra sindical", responde Gualdoni.

"Los medios de prensa están bajando la gacetilla de prensa del gobierno, sin chequear la información. Al inicio del conflicto se distribuyó la información de que había salido una resolución del Ministerio de Nación declarando ilegales a las asambleas. Esto lo sacó el diario El Patagónico muy suelto de cuerpo. Lo cierto es que ese dato no existió nunca, así vamos", cierra. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario