24 ene. 2014

Trece niños eran explotados como recolectores de fruta fina en Puelo

LA JUSTICIA FEDERAL DE ESQUEL INTERVINO  A PARTIR DE UNA INSPECCION DE LA AFIP


La Administración Federal de Ingresos Públicos detectó a 13 niños trabajando en un campo en el Lago Puelo. Tienen entre 9 y 15 años y su función era cosechar frambuesas.

Personal de la Dirección General de los Recursos de la Seguridad Social de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), se encontraba realizando un operativo de verano en los centros productivos de Lago Puelo, cuando  encontró a trece niños de entre 9 y 15 años, trabajando bajo las órdenes del propietario de una finca.
En ese campo se producen frutas finas que luego son vendidas para la producción de dulces y conservas, particularmente para una firma de El Bolsón, Río Negro.
Los niños recibían como pago 6 pesos por kilo cosechado en un predio de 4 hectáreas. Ante la presencia de los agentes de la AFIP los niños, que cargaban baldes de 20 kilos de peso, corrieron a ocultarse entre los pastizales cercanos hasta que finalmente se logró identificarlos.
El ente contralor radicó la correspondiente denuncia en la Comisaría de Lago Puelo y en el Juzgado Federal de Primera Instancia de Esquel, a cargo del Juez Guido Otranto.
El subcomisario Julián Espineli explicó que tras la denuncia de la AFIP, personal policial realizó un operativo en la zona de Las Golondrinas donde solo fueron detectados cuatros menores trabajando, dos de los cuales optaron por escaparse del lugar y se escondieron entre la cosecha ante la presencia del personal de la AFIP.

PENALIDAD
El subjefe policial explicó que más allá del movimiento que representó este tipo de controles en los establecimientos, no se registraron incidentes ni personas demoradas, teniendo en cuenta que en estos casos sólo se procede a realizar las actas de infracción y la correspondiente denuncia.
“Será el propietario del establecimiento que ahora deba aclarar que hacían esos menores en el lugar”, agregó el subcomisario.
El Código Penal prevé penas de hasta 15 años de prisión o reclusión para los acusados del delito de “reducción a la servidumbre”, en tanto que estipula penas de tres a seis años de prisión por la “trata de personas” y de uno a cuatro años para aquellos acusados de violar las normas que prohíben el trabajo infantil.

ESTUDIAR Y JUGAR
Actualmente el Ministerio de Trabajo de la Nación desarrolla un plan con acciones estipuladas hasta 2015 destinado a erradicar el trabajo infantil. El mismo expresa que el trabajo infantil es una problemática social compleja, condicionada por la combinación de múltiples factores de orden económico, político y cultural. “La falta de empleo, la pauperización salarial y la distribución inequitativa del ingreso y la riqueza ha llevado a condiciones de pobreza a gran parte de la población que habita en la Argentina; obligando a muchas familias a recurrir a diferentes estrategias de supervivencia, entre las cuales se encuentra la incorporación de sus niñas y niños al trabajo”.
Si bien es una problemática presente en todas las provincias y sobre todo en las zonas rurales, es más común en norte del país.
La Comisión Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil realizó un relevamiento de casos el año pasado y Chubut declaró no tener casos en el sector agrícola. Sin embargo quienes residen en la zona cordillerana afirman que con frecuencia los niños van a trabajar a las chacras en período de cosecha.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario