4 ago. 2015

Heladas primaverales: cómo prevenir su impacto sobre las producciones

Cuando era chica junto con mis hermanos solíamos despertarnos tipo 3 de la mañana para hacer humo. Y no era para un asado.

La huerta familia de los "Baezas" enriqueció la dieta de muchos "costestenses": con acelga, zanahorias, manzanas, ciruelas, papas, nabos, lechuga, perejil, entre otros manjares. Eran épocas sin camiones llenos de verduras, como los que llegan ahora a estas tierras alejadas de los grandes centros de producción de verduras.

Recibir el verano y el otoño con estas producciones en esa zona de estepa, con mucho viento y poco calor era un gran desafío. Para evitar el duro golpe de las heladas en las primeras flores de los árboles hacíamos humo. Con camperas y botines varios talles más que los nuestros y las trenzas alborotadas salíamos a quemar ramas por lo menos hasta las 6 de la mañana. Dormidos y refunfuñando, como sombras, corríamos por el patio ante los ojos atónitos de los vecinos. 

Aquí les dejo la nota importante:

Un aporte de la Agencia INTA Chubut sobre la importancia de la detección de la helada para reducir los riesgos de disminución y pérdida de producción de los cultivos. 

Por eso el próximo martes 11 de agosto habrá una capacitación sobre esta temática en el INTA Chubut, desde donde se está diseñando un Servicio de Alerta para el Control de Heladas para monitorear el VIRCH.

"A nivel regional, las heladas son una de las adversidades climáticas más importantes, cuyo impacto representa – año a año - significativas pérdidas en volumen y calidad de las producciones tradicionales, comprometiendo seriamente sus rendimientos", afirman desde la Agencia.

Cuando se producen temperaturas por debajo de los 0°, las plantas se verán afectadas y sufrirán mayor desgaste ya que, si se han helado, se verán forzadas a  realizar nuevas brotaciones a expensas de sus reservas. Es decir que, lo que se ha conseguido durante la época de poda, también se verá alterado, ya que las plantas sufrirán deformaciones al producir nuevos brotes a partir de maderas viejas o mal posicionadas.

DIFICIL DE PREDECIR
El momento de iniciarse una helada es difícil de predecir. La protección frente a estos eventos, es una preocupación constante para el productor, tanto en cultivos hortícolas como frutales, florales, y aquellos que dan cosechas de alto valor comercial, como es el caso de las cerezas.
La predicción del daño producido por una determinada baja temperatura específica, en el caso de heladas, depende también de varios factores de los cuales la especie y variedad cultivada es sólo uno. Otros factores importantes son el estado fenológico, madurez de los tejidos, fertilización, tipo de poda, rapidez de enfriamiento, temperatura mínima y duración de la helada.

SERVICIO DE ALERTA
El INTA se encuentra diseñando un Servicio de Alerta para el Control de Heladas, pensado para que todos puedan formar parte de la detección temprana y puedan lograrse tres objetivos centrales: Caracterizar el régimen de heladas en el Valle Inferior del Río Chubut para determinar época de ocurrencia, fecha media, frecuencia, intensidad e índice de peligrosidad; evaluar el comportamiento zonal de la  helada para establecer soluciones propias y adecuadas a cada cultivo; y diseñar defensas eficientes para proteger las producción de la producción.

Heladas primaverales en frutales: capacitación en Trelew

Dirigida a productores, encargados de chacras, técnicos, profesionales y público general, la capacitación "Heladas Primaverales: Riesgos y Control" se dictará el próximo martes 11 de Agosto, desde las 8.30 y hasta las 16 horas, en las instalaciones de la Estación Experimental Agropecuaria Chubut, del INTA (25 de Mayo 4870, Trelew).

De carácter gratuito, la misma contemplará las siguientes temáticas: Caracterización de heladas en los valles irrigados patagónicos, variabilidad climática, comportamiento fisiológico de los frutales ante las heladas (nutrición, temperaturas críticas de daño, desaclimatación); sistemas de control pasivo y activo, uso adecuado de termómetros a campo, variables meteorológicas en Valle Inferior.; análisis y características de los pronósticos locales, demostración de corrección de termómetros analógicos y digitales; y servicio de alarma y plan de acción para control de heladas.

La jornada estará a cargo de la Ing. Agr. MSc. Erica Colombani, del INTA Chubut, y la Ing. Agr. MSc. Andrea Rodriguez del INTA Alto Valle, y es organizada por INTA en conjunto con CORFO Chubut y Mercado Concentrador.
Para inscripción y mayor información rogamos comunicarse mediante el correo electrónico colombani.erica@inta.gob.ar ó a través del teléfono del INTA Chubut: (0280) 444 6654 (Interno 51).
Fuente: Prensa INTA


No hay comentarios.:

Publicar un comentario