17 may. 2006

El fascismo al desnudo

Un proyecto de Ley que quiere obligar a que las películas argentinas lleven siempre un plano de la bandera nacional

po r Gustavo Noriega
www.elamante.com

El apelativo "fascista" y su forma coloquial "facho" han perdido fuerza en el ámbito de la discusión política. Cualquier intento de desacreditar a un oponente utiliza esa descalificación, aplicándolo a cualquier persona con la que no se está minimamente de acuerdo. Es una pena porque cuando surge una acción realmente fascista y uno quiere calificarla, la palabra casi no sirve.¿Cómo describir si no es con la palabra "fascista" este proyecto de ley de la senadora justicialista Silvia Giusti? Se intenta que, obligatoriamente, todas las películas nacionales tengan un plano de 8 (ocho) segundos de la bandera argentina, con la idea de "acercar a la gente a los símbolos patrios con la doble finalidad de reforzar la noción de identidad argentina y de darle a la misma una especie de sello de calidad". La intromisión del Estado en los contenidos derivados de la actividad cultural y artística es inadmisible, propio de los regímenes autoritarios y dictatoriales. Ni la dictadura, más propensa a prohibir y asesinar, se atrevió a dar semejante paso, digno de Mussolini, Hitler y Stalin.Es probable que el proyecto nunca llegue a concretarse pero es extraordinariamente inquietante que una senadora de la Nación haya pensado que sea posible. Y mucho peor es que, según Clarín.com, miembros de la industria cinematográfica, incluyendo a autoridades del INCAA, hayan apoyado la iniciativa: "Entre los representantes del sector presentes en la reunión en el congreso se encontraban el delegado del Presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), Julián Kopesek; Miguel Mato, por Directores Independientes de Cine; Damaris Hernández, por la Asociación Productores de Cine y Medios audiovisuales; Carlos Piwowarski, por la Unión de Productores Argentinos Independientes. También asistieron, Gabriel Arbos, del Sindicato Argentino de la Industria Cinematográfica y Oscar Azar, de la Federación Argentina de Productores de Cine y audiovisuales. "Los considerandos del proyecto de ley son especialmente jugosos ya que no solo carecen de una lógica mínimamente aceptable sino que denotan una ignorancia absoluta del uso del idioma castellano. Les sugerimos que lean atentamente el proyecto: es instructivo saber el nivel intelectual y la catadura moral de algunos de nuestros representantes.Más allá de que este disparate tenga alguna viabilidad es necesario que la comunidad cultural se exprese repudiándolo, lo antes posible.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario