10 jun. 2006

Los vecinos del noroeste de Chubut responden la pregunta: "¿De qué va a vivir mi pueblo?"

El 2 de junio pasado en Rawson, un par de días antes que las poblaciones de la cordillera se movilizaran contra el saqueo minero y la contaminación, el gobierno provincial firmó con cuatro intendentes del noroeste chubutense una declaración que fue calificada de "engañosa", por los vecinos del No a la Mina. En ella los intendentes de Lago Puelo, Epuyen, El Hoyo y El Maiten junto con el Director de Minas y Geología acuerdan que esa Dirección “se abstendrá de emitir autorizaciones de explotación minera metalífera en la comarca de Los Andes, sin que antes medie expreso consentimiento por parte de los intendentes de la población correspondiente”. Los vecinos del No a la Mina, indicaron que uno de los aspectos más graves de esta “declaración”, es que "pasan olímpicamente por encima de la ley 5001 que directamente prohíbe la explotación minera metalífera en todo el territorio, ya que el documento habilita a que el gobierno autorice explotaciones mineras metalíferas si hubiera consentimiento de parte de los intendentes. Nada habla de los permisos de exploración y cateo".
En la actualidad la población está anticipándose y exige que no haya ni siquiera permisos de cateos y exploración minera. Incluso desde fines del 2002, los vecinos vienen reclamando la derogación de las leyes mineras nacionales y su adhesión provincial, por considerarlas el “estatuto del saqueo”.El domingo 4 de junio a orillas del Lago Puelo se reunieron en una movilización histórica 2.000 pobladores de la región en contra de la actividad minera. Cuando se leyó esta “declaración” inmediatamente fue abucheada y rechazada. En Esquel hubo marcha, antorchas y un abrazo simbólico a la cordillera y los bienes naturales.
Sobre el acuerdo los vecinos dijeron que "estos acuerdos para salvar las apariencias y hacer como que, encuentran el repudio de los vecinos ante la arrogancia de los intendentes y el gobierno de Das Neves que pretenden decidir desde sus sillones el futuro de la población. En este acuerdo queda al desnudo el intento desesperado de engañar para calmar la presión popular y las contundentes movilizaciones en contra la actividad minera y otros proyectos saqueadores, además de ser una abierta violación a la ley 5001". El texto habla de “externalidades negativas de la actividad minera” sin atreverse a usar la palabras justas que son el saqueo y la contaminación y “aprovechamiento de los recursos naturales no renovables” ocultando que se trata de la explotación hasta su agotamiento. La “declaración” también señala el proceso de supuesta planificación participativa en algunas regiones que el gobierno denominó “De qué va a vivir mi pueblo” y entre sus objetivos está dividir o zonificar la provincia en áreas productivas. "Por lo visto, tiene el aspecto de hacerse para definir en qué lugares de la provincia se puede contaminar y saquear y en cuales no tanto, en lugar de una efectiva toma de decisiones de la población, pensando en el futuro y preservando los bienes naturales y las economías regionales.Por eso la movilización de los vecinos de toda la cordillera tiene en claro que si persisten estas políticas pro-mineras en Chubut, ya sabemos “De qué va a morir mi pueblo”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario