22 ago. 2006

El Cose de Chubut: operadores sociales renunciaron en forma masiva


Los operadores que desarrollaban tareas en el Centro de Orientación Socio Educativo (COSE) renunciaron la semana pasada, en forma masiva, cansados de enviar notas con pedidos de recursos que nunca fueron respondidas. Otros tenían serías dificultades para percibir sus sueldos. El fin de semana la situación del COSE se agravó los niños y jóvenes del lugar intentaron escapar, y en el medio dos becarios fueron apuñalados.

La institución no tiene actualmente características de centro de orientación, las actividades de contención son escasas, y están signadas por la falta de inversión. Incluso se han realizado denuncias sobre las condiciones en las que los jóvenes viven en el lugar.

El grupo de operadores que suspendió sus actividades lo hizo por la falta de recursos, y la reiterada suspensión del pago de sus haberes. Los trabajadores generaban acciones comprometidas de contenciónque que incluían la reincersión de los jóvenes y niños afuera, incluso con salida laboral. Ahora el tema está siendo tratado por el Defensor del Pueblo, Hugo Varone y una jueza de menores de Trelew.

Sin que nadie aborde el tema desde este perspectiva tendremos sesudos análisis sobre la delicuencia juvenil, y sobre la violencia como forma de resolver los conflictos sin embargo, allí no abrá lugar para pensar en la violencia institucional generada dentro de la misma situación, que lejos de trabajar en las problemáticas de los jóvenes contribuye a agravarlas. Recientemente la UNESCO realizó una llamado de atención sobre la existencia de los centros de detención e internación para niños, los resultados que podrá consultar en éste blog, fueron alarmantes. La organización internacional rechaza todo tipo de internación.


AQUI LA CRONICA POLICIAL - Diario de Madryn

UTILIZARON ‘FACAS’ CON LAS QUE ATACARON A LOS BECARIOS

Violento motín en el COSE dejó tres operadores heridos y un menor fugado

La subsecretaria de Desarrollo Humano y Familia, Nélida Burgueño, calificó de “grave” el hecho que se dio el sábado en el Centro de Orientación Socio Educativo (COSE) cuando se produjo la fuga de un menor y que luego tres internados, que serían los más involucrados, protagonizaron un motín que culminó con tres operadores heridos de consideración e internados en el Hospital Zonal de Trelew. La funcionara explicó que “uno de los adolescentes que se fugó ese mismo día había estado custodiado en una sala de música porque recibió amenazas del resto del grupo, los problemas siguieron generados por chicos que son muy conflictivos, que comenzaron a pelearse entre ellos y cuando ingresaron los operadores para separarlos, empezaron las agresiones al personal”.Dijo que este hecho los hizo retroceder “porque ahora debemos analizar qué fue lo que sucedió, cómo se fueron desarrollando los hechos y asistir a los operadores que han sufrido las agresiones; no sólo está el golpe físico, sino el daño psicológico”.
Situación de operadores
Al detallar sobre el estado de los operadores por los golpes recibidos, Burgueño dijo que “a uno de dan el alta, el jefe de turno recibió un ‘fierrazo’ en la cabeza con lo que debió ser saturado con cuatro puntos sobre su cuero cabelludo, a pesar de lo cual siguió al frente de la situación, y uno de los más jóvenes estaba con una fuerte crisis nerviosa y un corte en la cabeza”. Indicó que los operadores fueron atacados con una ‘faca’; “en todas las requisas se encuentran estos elementos, son cortantes hechos en forma casera”.Burgueño reconoció que hay dos o tres jóvenes que han llegado al COSE con muchos problemas de consumo de drogas, “esto hace que los niveles de agresividad sean mayores al resto”. Asimismo, se lamentó que la Justicia no dé respuesta por los jóvenes de 18 años que están internados en el COSE: “Le hemos pedido a la Justicia que respete las edades que son de 16 a 18, debemos tener lugares diferenciados, ahora se está reacondicionando un sector para tener tres lugares para agrupar a los de 18 años”.


HABLA UNO DE LOS OPERADORES DEL COSE QUE SALVÓ SU VIDA DE MILAGRO

“Nos querían matar, estaban sacados y no sabían lo que hacían”, dijo José Falcón

Uno de los trabajadores que fue dado de alta ayer reveló cómo un joven intentó asesinarlo apuñalándolo en el vientre, pero se salvó milagrosamente porque la ‘faca’ dio sobre la hebilla del cinturón. El propio José Falcón se encargó de describir el episodio: “Uno de los adolescentes me tiró un puntazo, pero me pegó en la hebilla del cinto del pantalón, fue cuando me acordé que detrás de la guardia teníamos utensilios de cocina, cuchillos y tenedores que usan las cocineras, entonces me puse entre la pared y la del armario para que no buscaran los cuchillos, ya que ellos conocen el manejo interno. Estaban furiosos y nos querían matar, estaban ‘sacados’ y no sabían lo que hacían; nosotros le dijimos con otros dos operadores que si querían irse que se fueran, pero que no lastimaran a nadie, teníamos a otro compañero que también es becado dentro del salón de usos múltiples con otros pibes conteniéndolos, otros estaban más tranquilos, pero nos querían matar”. El operador José Falcón reconoció que además de quererlo asesinar con una ‘faca’, uno de los internos lo pateó en los testículos y en la cabeza, “la dolencia en el lugar donde me pegaron es muy delicado, fue en el testículo derecho y en la pierna, además de todo esto, el daño psicológico; no he dormido, me ha quedado en la cabeza lo que viví, fue terrible y nos haría falta un apoyo psicológico, aunque sea una vez por semana o dos veces al mes, porque aquí todos te insultan, te tiran las cosas por la cabeza, no te respetan y uno no puede hacer nada, todo es muy feo”.Este operador, que es becado, contó que una vez que llegó la Policía, los pudieron controlar, “pero a nosotros nos habían sacado las llaves de los candados, de las puertas de adentro, los celulares y nosotros no queríamos que nos lastimaran más; cuando me tira el puntazo, me hago que me hieren y me voy para atrás de un armario y ahí fue cómo que se calmó la situación, pero a los pocos minutos volvieron nuevamente a la guardia, pero fueron dos horas de terror que nos salvamos gracias a la Policía que llegó y los retuvo”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario