23 ago. 2006

Violencia policial: la policia le disparó a un hombre por la espalda


Un hombre que escapaba desarmado de un control policial recibió un balazo por la espalda y murió desangrado antes de llegar al hospital. Dos efectivos policiales están detenidos por el gravísimo episodio, desatado cuando los policías detuvieron un automóvil en el que dos hombres transportaban, al parecer, una oveja en el baúl.
El hecho ocurrió en Rawson, en el sector conocido como Playa Canto, entre la Ruta provincial N° 1, intersección con la Ruta N° 6.
Fabián Ortega, de 40 años de edad, domiciliado en el barrio San Ramón de la ciudad capital, recibió un disparo por la espalda apenas pasadas las 20 del lubes. El subjefe de la Policía, Jorge Detlof, al dialogar con este medio, confirmó que para la institución es un hecho “gravísimo” porque está involucrado un subcomisario, quien aparentemente sería el autor del disparo.“En este momento, en una de las comisarías de la ciudad de Trelew, se encuentra detenido el acompañante de Ortega, conocido como ‘Johnny’ Espinoza, además del subcomisario José Duarte y el agente Molina. Asimismo, se procedió al secuestro del vehículo en el que se encontraba el vacuno y de las armas reglamentarias de las que habría salido el disparo mortal”, dijo el comisario en conferencia de prensa.

DISPARO POR LA ESPALDA
El juez de Instrucción Daniel De Franco y la fiscal Villaseca tienen a su cargo la investigación que deberán esclarecer los hechos que terminaron con la muerte de Ortega.
El comisario Detlof, dio a conocer la versión oficial, y afirmó que “personal dependiente de la Comisaría Rawson se encontraba efectuando un control de abigeato en la zona de Playa Canto. Al interceptar un vehículo Renaul 12, les solicitaron a los dos ocupantes que se identificaran, y el personal policial observó que en el baúl del auto se encontraba un animal. Aquí no sabemos bien qué ocurrió. Ésta es la secuencia que se está investigando porque se recomienzan los hechos que terminan con la muerte de Ortega”, detalló Detlof.
El funcionario policial agregó que “en ese momento, uno de ellos se fugó; la policía le dio la voz de alto y se efectuaron algunos disparos intimidatorios, ya no se veía nada, estaba todo oscuro. El personal manifiesta que escuchó un grito y cuando se acercaron al lugar se encontraron con que Ortega tenía una lesión en el glúteo con salida en la ingle. Inmediatamente lo trasladaron hacia Rawson, pero cuando la ambulancia del Hospital Santa Teresita los encontró en el camino, Ortega había fallecido a causa de la gravedad de la lesión”.
La justicia deberá explicar los motivos por los que el subcomisario disparó con su arma reglamentaría, por la espalda a Ortega. “No quiero ahondar en mayores precisiones porque está todo muy confuso; pero, aparentemente, el subcomisario estaba corriendo a Ortega y con los disparos intimidatorios que hizo, en plena oscuridad, pudo haber ocurrido una mala maniobra; pero se está investigando todo”, justificó el comisario.

"A SANGRE FRIA"
El amigo de Fabián Ortega, Luis Valle, sostuvo que “la Policía lo mató a sangre fría”. Valle cree que “el policía que lo mató le disparó a sangre fría, los agarraron en la ruta, los pararon y cuando los quieren detener, Ortega sale corriendo y el policía le dispara en plena oscuridad, no se podía ver más allá de los 10 metros; ellos no tenían armas, nada dentro del auto”. Dijo que él no sabe si el capón que traían dentro del auto era robado o comprado “pero no se justifica que por un capón lo hayan matado, el policía que le disparó es de Trevelin, lo conocíamos, pero no entiendo por qué lo hizo”. El amigo de la víctima indicó que seguirá hasta las últimas consecuencias para saber la verdad de los hechos: “La mamá quedó sola, desamparada, es una mujer asistida por el Municipio de Rawson, que le compró el ataúd para su hijo”. Asimismo, Roberto Navarre, otro amigo de Fabián, dijo que “no era un chico malo, era un amigo, un compañero más de jineteada, no le pudieron tirar a quemarropa, aparte ya tenían los datos de él, por qué no lo vinieron a buscar a la casa”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario