10 oct. 2006

Los petroleros vuelven a instalar el reclamo por el Impuesto a las Ganancias

Los trabajadores petroleros de la zona suspenderán las actividades mañana al mediodía, para iniciar la concentración en ruta 3 y 26. Desde allí partirán rumbo a las instalaciones de la planta Termap, en Caleta Córdova, donde hace un año concluía un plan de lucha extenso y con serios incidentes en reclamo de mejoras salariales. Según indicó Mario Mansilla, secretario general del Sindicato Petrolero de Chubut, en la oportunidad el bloque de dirigentes petroleros de la Patagonia dará a conocer su posición ante el sistema del Impuesto a las Ganancias que desarrolla el gobierno.


Pocas cosas han cambiado radicalmente desde el 11 de octubre del año pasado, una de ellas es el cobro del Impuesto a las Ganancias a los trabajadores. A principios de año y después del asesinato del policia Jorge Sayago en Santa Cruz -en el medio de un reclamo de obreros que pedía el aumento del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias-, el gobierno modificó levemente el sistema de cobro. En este marco, mañana los petroleros de la región patagónica volverán sobre el mismo reclamo. «Como ya hemos dicho, el trabajador ve cómo el fruto de su esfuerzo se lo lleva el Estado, y no estamos de acuerdo con ésto», dijo Mario Mansilla, secretario general del Sindicato Petrolero. Los trabajadores petroleros están dispuestos a retomar el diálogo con los funcionarios nacionales «y pedir claras intervenciones a referentes del gobierno en el tema». «Hay formas y formas de reclamar, por ahora nosotros vamos a pedir a algunos funcionarios que den respuestas al reclamo de los trabajadores de la Patagonia, a través de reuniones», dijo Mansilla ayer.Esta noche arribará a la ciudad el secretario general del Sindicato de Petroleros Privados de Neuquén, Guillermo Pereyra, y se esperaba la confirmación del secretario general de Santa Cruz, Héctor Segovia, u otro integrante de la comisión directiva. Entre los adherentes los petroleros locales contaron al secretario general del Sindicato de Jerárquicos de la región, Juan Ayapán.

LOS QUE MENOS TIENEN

Fue Pereyra quien declaró días atrás que las empresas petroleras prefieren extender la jornada laboral de sus empleados en lugar de tomar más personal, pero el ingreso adicional correspondiente a las horas extras trabajadas es absorbido completamente por el impuesto a las ganancias.«Las empresas no toman gente porque dicen que son tareas temporarias, por eso tenemos casos de compañeros que hacen hasta 200 horas extras en un mes, y después se lo lleva todo el impuesto», dijo Pereyra.La convocatoria oficial del Sindicato Petrolero es a «recordar la histórica conquista del pueblo petrolero» y la «continuidad de la paz social», después de un largo plan de lucha, que incluyó la toma de la planta de Termap. A un año del reclamo quedan también las lesiones sufridas por el personal de seguridad, que tenía la orden de impedir el ingreso de los trabajadores petroleros el día de la toma; y las imágenes de cientos de obreros que permanecieron en planta hasta que la dirigencia y el Gobierno de la provincia anunciaran en un acto la solución del conflicto. Los petroleros sellaron un acuerdo que puso fin al paro de actividades que se extendió por 16 días y así consiguieron el pago de la Zona 1, y 260 y 350 pesos que por entonces ya muchos afirmaban que serían absorbidos por el pago del Impuesto.

MFB para El Patagónico

No hay comentarios.:

Publicar un comentario