14 nov. 2006

PETROLEROS: PARO DE 96 HORAS EN LA REGION


Los trabajadores petroleros votaron en asamblea un paro por 96 horas, a partir de hoy miércoles. La decisión fue determinada después de que el secretario general del Sindicato Petrolero, Mario Mansilla, anunciara el fracaso de las negociaciones desarrolladas ayer en capital federal. A las 12 se recibió la declaración de conciliación obligatoria en el conflicto, y desde el Sindicato se afirmó que "no se acatará".
El paro se desarrolla también en Santa Cruz, Río Negro-Neuquén y también se sumaría Mendoza. En Río Negro y Neuquén se ratificó el paro incluso después de conocer el dictamen de conciliación, recién a las 15 se conocerá la decisión de los trabajadores de Santa Cruz.
En Comodoro el paro se desarrollará con permanencia en los yacimientos, y descartaron cortes de ruta, aunque no los piquetes. A las 15 Mansilla viajará rumbo a Buenos Aires, donde continuarán las negociaciones por el reclamo del Impuesto a las Ganancias, junto a los secretarios generales del Bloque Patagónico.
Por lo pronto, las fuerzas de seguridad intensificaron las acciones. Al arribo del grupo Albatros de la Prefectura Naval Argentina a Caleta Olivia, y a la distribución de los efectivos de Gendarmería Nacional en los yacimientos, esta mañana comenzó a planificarse el arribo de los grupos especiales de la policia de Chubut.
TRABAJADORES NEUQUINOS REPRIMIDOS

El Ministerio de Trabajo dispuso hoy dictar la conciliación obligatoria en la huelga iniciada ayer en Neuquén por trabajadores petroleros de la empresa Repsol YPF, aunque esta mañana la actividad estaba completamente paralizada, informó el titular del gremio, Guillermo Pereyra.
Los petroleros de Neuquén habían iniciado anoche un paro por tiempo indeterminado en reclamo de la suba del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias y cerca de la medianoche, cuando realizaban una reunión en la planta de Repsol YPF de Plaza Huincul fueron desalojados violentamente por la policía.
Pereyra admitió hoy que tiene "una media palabra del gobierno nacional de compromiso" de ajustar las cargas impositivas, porque a algunos trabajadores del sector, aseguró, que con "sacrificio personal a veces están los 30 días en el campo, después el 50 por ciento del sueldo se lo lleven los impuestos y retenciones". Actualmente, agregó, "hay una ley de Presupuesto Nacional en el Congreso y seguramente se va a agregar algo allí para elevar el piso del mínimo no imponible" del impuesto a las ganancias. Pereyra dijo que la conciliación obligatoria será acatada en Neuquén y Río Negro por lo cual la actividad comenzará a normalizarse, aunque advirtió que hoy "está paralizada la producción de petróleo".
Pero no era así en el caso de la producción de gas "porque es un pedido del gobierno nacional porque esto trae como consecuencia que, sino se bombea gas a Chile, se crea un problema bilateral y nosotros somos responsables", destacó.
Finalmente, repudió la represión policial que sufrieron ayer un centenar de petroleros que fueron desalojados por la Policía de la planta de Repsol de Plaza Huincul, varios de los cuales fueron golpeados y "pateados en el piso", afirmó. La Policía, agregó, intervino por "una denuncia de YPF" y advirtió que se produjo esa situación a causa de los "grandes intereses de los monopolios" ante lo que la fuerza de seguridad "responde inmediatamente, sin ninguna intervención judicial".

PARA LOS QUE VOTARON
Durante los discursos expresados en la asamblea ayer se hizo referencia a los legisladores que votaron las excenciones impositivas para las empresas petroleras, y "que hicieron oidos sordos a los reclamos nuestros que llevamos adelante hace 3 años, y a los que los legisladores no le hicieron caso pero si aprobaron las excensiones para las empresas", sostuvo Mario Mansilla, antes de que la asamblea vote la continuidad de la medida.
"No somos desestabilizadores", dijo Carlos Gómez, vocero de los petroleros para después aclarar que "los beneficios para nosotros son beneficios para las economías regionales, para el municipio y la provincia. Estamos pidiendo justicia. Si el gobierno nacional con Kirchner a la cabeza le dio a las operadoras excimisión de impuestos por 15 años tienen que ser lo mismo para los trabajadores".
En el marco de la asamblea los dirigentes dejaron en claro que no importa quién se haga responsable de la situación, mientras se obtenga una respuesta a sus reclamos.
Desde el Sindicato Petrolero de Chubut también se dedicaron palabras de cuestionamiento a la conducción de la Confederación General del Trabajo, que conduce Hugo Moyano. "Ahora el gobierno esta tratando de salvar a Moyano del quemo político del traslado de los restos de Perón, pero lo claro acá es que la CGT no se está haciendo cargo del reclamo del Impuesto a las Ganancias que es algo que los trabajadores están necesitando hace mucho tiempo", dijo Carlos Gómez.
Nota: La Foto no pertenece a la asamblea realizada hoy en Ruta 3 y 26

No hay comentarios.:

Publicar un comentario