12 nov. 2007

LA MADRE DE IVAN TORRES BUSCA ENTREVISTARSE CON LA PRESIDENTA ELECTA




El ministro del Interior, Aníbal Fernández, prometió elevar a 200.000 pesos la recompensa para quien aporte datos sobre el paradero del joven Iván Torres, desaparecido el 2 de octubre del 2003 en Comodoro Rivadavia. El compromiso fue asumido por el funcionario en el marco de una reunión mantenida con la madre de Ivan, María Millacura, y la representante legal de la mujer.

La mujer se encuentra en Buenos Aires y espera ser atendida por la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner. “No me voy de Buenos Aires sin hablar con la presidenta, me quedaré en las plazas hasta que me atienda”, dijo con firme convicción María Millacura de Llaitén, la madre del joven Iván Torres, desaparecido desde hace cuatro años.
Aquí un fragmento de la nota publicada por el diario Página 12 el martes:
Página/12 le había preguntado si iba a intentar llevar el reclamo por la aparición de su hijo a las máximas autoridades nacionales, tal como lo hizo el jueves ante el presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, a quien se le apareció en un hotel marplatense mientras participaba de un congreso. “Le entregué lo esencial del fallo de la jueza que sobreseyó a los policías” implicados en el caso, “las pruebas que nos negó y las cartas de los testigos vivos y muertos”, agregó esta mujer, que cuenta con el apoyo del Programa Nacional Anti Impunidad. La Corte Interamericana ya intervino en el caso para intentar conseguir protección para los testigos que vieron a Torres con vida tras su detención, porque cuatro de ellos fueron asesinados.
“Habíamos pedido audiencia pero el tiempo pasa, así que me fui para Mar del Plata, me presenté y me atendió muy cordialmente”, explicó María Millacura sobre su encuentro en el hotel Trece de Julio con Sergio García Ramírez, presidente de la Corte, el organismo internacional ante el cual decidió, con su abogada, Verónica Heredia, continuar la batalla por la búsqueda de su hijo. “Me dijo que lo llevaba directamente a la Corte, que no va a poder buscar a Iván pero lo entiendo. El Estado niega que Iván esté desaparecido, por eso le pedí que lleve mi denuncia para que respondan por eso, y me dijo que lo iba a hacer”, agregó la mujer. Además de reunirse con la presidenta electa, Cristina Fernández de Kirchner, María Millacura afirmó que tiene “muchas preguntas que hacerle al ministro del Interior, Aníbal Fernández”, y que también quiere ser recibida por el canciller Jorge Taiana.

El 15 de octubre la jueza federal Elba Parcio de Seleme sobreseyó a todos los policías imputados, incluyendo a los cuatro que había detenido dos semanas antes. Sólo los procesó por incumplimiento de los deberes de funcionario público, por una detención de Iván Torres anterior a su desaparición, que no había sido asentada en forma debida en los libros de la comisaría. Sin embargo, el comisario de la 1ª de Comodoro Rivadavia, Fabián Tillerías, y el policía Juan Sandro Montesino fueron procesados por privación ilegal de la libertad de Iván Torres, e incumplimiento de los deberes de funcionario, aunque ambos resultaron sobreseídos respecto de su desaparición forzada. Si bien la abogada de la familia consideró agotada la instancia judicial a nivel local, el fiscal federal Noberto Bellver apeló este fallo de la jueza Parcio. A pesar de los hostigamientos, las golpizas y los asesinatos de testigos, la magistrada considera que los testigos vivos se refieren a la primera detención de Torres, que “se confunden”, y concluyó que no hay pruebas para afirmar que sea una desaparición forzada porque no pudo verificar que haya intervenido algún agente del Estado.

Sin embargo, estos vericuetos judiciales y el propio hecho de que el joven siga sin aparecer no son los únicos rasgos del caso que ya provocaron la intervención de la Corte Interamericana de Derechos Humanos: cuatro testigos que declararon haberlo visto con vida tras su detención fueron asesinados o murieron en circunstancias aún hoy no esclarecidas. El último fue Walter Mansilla, que según la causa judicial murió en una riña. Este testigo formaba parte de una lista de trece personas para las cuales la Corte dictó una medida cautelar que solicita al Estado argentino su protección. Además, está desaparecido el testigo Luis Alberto Alcaina, que había presenciado una golpiza a la hermana de Torres en la seccional 3ª.

LAS FOTOS
A este panorama se suma el hecho de que el gobierno de Chubut, la jueza Parcio y el Ministerio del Interior distribuyeron dos fotos para obtener información sobre el paradero de Torres que, según su madre, son posteriores a la desaparición. María Millacura detectó una en la página del gobierno de Chubut sobre personas perdidas y encendió la primera alarma. Pero el 22 de octubre, cuando Página/12 reprodujo el aviso del Ministerio del Interior publicado una semana antes en los principales diarios, la mujer se volvió a sobresaltar porque ese retrato tampoco es el que ella aportó para la búsqueda y, al igual que el primero, muestra a Torres visiblemente demacrado. “Esas no son las fotos que aporté yo, pero lo reconocí igual aunque se nota que lo han maltratado. Y es la prueba de que la policía lo tuvo aunque lo nieguen”, dijo entonces esta mujer, que parece dispuesta a todo para encontrar a su hijo, o a quienes lo hicieron desaparecer. Según el Programa Anti Impunidad, la jueza proveyó de las fotos a Interior. Y la magistrada y el gobierno de Chubut las habrían obtenido de la policía, pero los uniformados chubutenses niegan haberle sacado fotos al joven desaparecido.




Nota de Adriana Mayer para Página 12

No hay comentarios.:

Publicar un comentario