18 mar. 2009

SOBRE EL AUMENTO DEL BOLETO DE COLECTIVO


POSICION DEL CENTRO DE ESTUDIANTES DE LA FAC. DE HS. Y CS.
UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA PATAGONIA SAN JUAN BOSCO



Ante el aumento del Boleto


Declaración del Centro de Estudiantes de Humanidades y Cs. Sociales


Con preocupación venimos siguiendo, desde nuestro rol como representantes estudiantiles y ciudadanos de Comodoro, los debates acerca del aumento del precio del boleto en el transporte público de pasajeros.
Fue por eso que el 12/02/09 le presentamos al Intendente Martín Buzzi un pedido de audiencia (nota firmada por todos los Centros de Estudiantes de la Universidad) para interiorizarnos sobre la situación de la empresa de Trasporte, Patagonia Argentina (concesionaria del servicio), los subsidios que la misma recibe, etc. Hasta el día de hoy seguimos esperando la respuesta a esa solicitud.
Por lo tanto llegamos a esta Audiencia Pública solamente con la información aparecida en lo medios y sin la posibilidad de poder contar con los datos que le permiten al ejecutivo sacar el costo del servicio y por lo tanto el precio del boleto.
En ese marco es casi perverso convocar a un espacio de opinión sin brindar las condiciones para que todos y todas podamos acceder a la información, condición básica para cualquier debate serio. Consecuentemente consideramos que el ejecutivo ya tomó una decisión y sólo busca, mediante la audiencia, legitimarla, dando a los disconformes la “oportunidad” de quejarnos o negarnos a aceptar que la única salida sea el aumento.


Por qué nos oponemos al aumento


Nos oponemos al aumento porque constituye un ataque al bolsillo de los trabajadores, estudiantes y vecinos de la ciudad. Nuevamente el Estado legisla a favor de los empresarios y descarga las consecuencias de la crisis y la inflación en las espaldas de los que menos tienen. Los funcionarios Municipales aceptan que todo es más caro que antes y sustentan en eso el aumento, mientras son parte de la misma política provincial y nacional de ahogo a los salarios de los estatales, es decir, todo sube menos los salarios, lo que constituye una verdadera estafa contra los trabajadores.


Nos oponemos al aumento porque sostienen que el bono estudiantil y el de los jubilados no subiría, sin embargo la empresa retacea la entrega de los mismos, pretende imponer horarios que no contemplan lo horarios académicos, niega el bono a los estudiantes que realizan prácticas o pasantías, y permanentemente intenta avanzar sobre ese derecho adquirido (sin ir más lejos un funcionario de la empresa agredió a un representante estudiantil durante un reclamo frente a la misma por estas situaciones). No existen líneas que unan los barrios de la ciudad (Máximo Abásolo, San Martín, Estella Maris, etc.) con la Universidad obligando a las combinaciones y multiplicando el costo para los estudiantes.


Nos oponemos al aumento porque la empresa Patagonia Argentina ostenta el monopolio de un servicio deficiente, no realiza inversiones en nuevas unidades, no garantiza las medidas de seguridad de sus trabajadores, que todavía, como no sucede en ningún lugar del país, siguen cobrando el pasaje y realizando el recorrido con el dinero en su poder. La frecuencia del servicio es anacrónica y en horas pico es una verdadera odisea subir al colectivo.


Nos oponemos al aumento porque no queremos ser nuevamente los responsables de pagar una crisis que no provocamos y no tenemos por que pagar. No somos los trabajadores, estudiantes y vecinos los que especulamos con los precios ni los que generamos la inflación. Somos lo que pagamos alquileres carísimos y cobramos salarios que no alcanzan para estudiar. Somos también los que por esas condiciones muchas veces ni llegamos a estudiar en la Universidad y vamos quedando relegados de la posibilidad de formarnos y desarrollarnos. También somos los que exigimos respuestas que nunca llegan y sólo se nos “consulta” cuando hay que aumentar algo.
Estamos convencidos de que aumentar no es la única opción, queremos que el municipio se haga cargo de garantizar un servicio público de transporte para todos, de calidad y digno, no un servicio para que miles viajemos como ganado mientras algunos se enriquecen.


Existen múltiples posibilidades de salida, y una podría ser la municipalización del servicio y su puesta en funcionamiento bajo el control de sus trabajadores y usuarios, para que no existan “empresarios” que se llenen los bolsillos con un servicio tan importante como el transporte.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario