19 jul. 2011

El abuso sexual y la violación son comparables con la estafa y el robo

Nota de opinión de la Lic. Silvia Luz Clara

Estupro: estupor…

  
Escucho a la gente de nuestra  ciudad, en la calle, los comercios, los gimnasios, las aulas…….. incluso los consultorios!
Asombrada y con estupor! "No hay justicia" , dicen. Y cuentan  que parece se acomodó un  juicio para favorecer al acusado. En la sabiduría popular hay algo que está enraizado: el culpable debe pagar  y cuando se trata de una víctima menor de edad y mujer, por lo general,  no se duda. Como  los términos confunden   es bueno profundizar en ellos.

Se me ocurre usar la comparación que escuché alguna vez ,  en el robo, hay una acción brusca y sorpresiva, a veces violenta, que  sucede de improviso,   generalmente por parte de un extraño, comparable con el concepto usado como violación,   porque  se dá como un hecho aislado, producto de un desconocido y en un ataque inesperado. En un caso hablamos de la sustracción de objetos, en otro, del sometimiento sexual forzado. En ambos  casos media el abuso de poder, ya sea por la fuerza física, por usar armas, por ser mayoría, por un vínculo de autoridad.  Es por esto que generalmente las víctimas de este tipo de asaltos, denuncia rápidamente, busca ayuda, habla de lo que ocurrió. Tiene muchas posibilidades y apoyo para  salir adelante. 




En las situaciones de Abuso sexual  hablamos de un proceso similar al de la  estafa, lento y progresivo. En una relación de confianza y reconocimiento, una de las partes excede sus límites e incumple lo acordado previamente, vulnera los acuerdos, se apropia de lo que no es suyo. Eso, hablando de dinero, bienes, objetos. En el abuso sexual  también  se da un proceso progresivo de sometimiento y abuso de poder ( muchas veces psicológico)  que se prolonga en el tiempo. El abusador no ataca e irrumpe directamente en la sexualidad de la víctima, lo que generaría una reacción de rechazo inmediato, como en la violación. Por lo general, las situaciones conocidas de denuncia de Abuso, datan de varios años de sometimiento previo,  "es frecuente que los primeros acercamientos del adulto al niño/a puedan ser interpretados como manifestaciones juguetonas, quizá como demostraciones afectivas exageradas, muchas veces ambiguas, que no suelen despertar sospechas. También pueden representar una estrategia deliberada para tantear la respuesta del niño/a ; si cuenta algo, podrá decir que hubo una mala interpretación infantil de los juegos en común"  (Irene Intebi, en Abuso Sexual Infantil,  en las mejores familias)
En este punto es necesario aclarar que el abuso se produce en una relación de autoridad, afecto y responsabilidad por parte del adulto, casi siempre en la familia,  donde la víctima no desconfía y si lo hace, no se anima a protestar por la vaguedad de la situación, además de las amenazas explícitas o implícitas que casi siempre ocurren. (Muchas de estas amenazas se ven cumplidas cuando finalmente se quiebra el secreto: la criatura descubre que los adultos no le creen o la culpabilizan por lo sucedido: no pidió ayuda, no se quejó, le gustaba, consintió….)


 Hace un año atrás  escribí algunas reflexiones motivada por el mismo caso,
una niña de doce años no encontró en su hogar la protección adecuada siendo víctima de su padrastro; a los quince,  un embarazo fue el modo de denunciar una relación abusiva; todas las  veces  decidieron por ella.
Desconozco si ha comenzado a recibir  un tratamiento adecuado para fortalecerse y aliviar el sufrimiento.
Se suma un largo y penoso proceso judicial  en el que fue re-victimizada varias veces y que   llevó su historia a ser banderita de batalla.
Y sus derechos? Y su salud integral? Al principio, su amenaza de suicidio se usó como argumento para apurar decisiones. Ahora, quién  le brinda contención?
Es evidente que los posicionamientos sobre el aborto, la carátula de la causa y  el tiempo de la condena son cuestiones importantes que han impedido ver el bosque: una niña desvalida, una joven ahora, gravemente lesionada que sigue sin tener protección adecuada. Y sino por qué razón iba a querer suicidarse? Tal vez sea este un nuevo motivo de reflexión para nosotros, adultos responsables de esta sociedad.
-no podemos decir que fue una relación consentida, cuando se trata de un abuso sexual crónico. Es desconocer la naturaleza del abuso.
-es deber de los peritos y profesionales especializados enfatizar en estas diferencias que no son sutiles. Son importantes y cambian absolutamente la mirada.
-una niña, un niño, no tienen madurez para firmar contratos, establecer relaciones laborales, casarse, vivir solos, hasta determinada edad…..
Consientan o no en hacerlo!
-es responsabilidad del poder judicial informarse, escuchar a los especialistas, respetar y oir a las victimas que  por lo general, hablan con sus conductas.


En el convencimiento  de que  esta situación  debe ser oportunidad de aprendizaje y mayor conciencia social para todos,  de que es muy importante lograr cambios que nos permitan superar la teoría de la provocación donde siempre que se denuncia se investiga a  la víctima y sus actitudes,  y por último, apostando a construir  una sociedad de derechos donde el relato y el develamiento del Abuso sexual infantil sean creídos y respetados de primera mano.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario