23 nov. 2011

Derechos de niños y adolescentes: la brecha entre los discursos y los hechos "cada vez son más grandes"

Néstor Oyarzo asesinado el fin de semana pasado.Foto diario El Patagónico




La Oficina de Derechos y Garantías sostuvo en el marco del aniversario de la  Convención de los Derechos de los Niños, que “vemos con suma preocupación que todo el proceso de avanzada de nuestra provincia y de la ciudad, a favor de la niñez y adolescencia  ha ido en franco deterioro al observar la brecha cada vez más grande entre el discurso y la realidad, entre las responsabilidades institucionales y los derechos cada vez más avasallados”.
Desde el organismo que conducen Miryám Monasterolo, se expresó además que la violencia social que padece Comodoro es el producto de “un proceso amasado por la ignominia y el desamparo de políticas públicas discontinuas, precarizadas y fragmentadas en un ámbito marcado por un modelo de sociedad consumista e individualista, donde se ha ido  perdiendo el lazo social y la solidaridad”.

PREOCUPACION
Luego se refirió al “profundo dolor” que ocasiona la pérdida de vida de jóvenes durante el fin de semana pasado, que “nos obligan a repensar como sociedad cuáles son nuestras prioridades y cuáles las respuestas políticas que debemos encarar para recuperar el valor de la vida y su dignidad”.
En este marco Monasterolo sostuvo que el perfil productivo y económico de la ciudad y su historia de permanentes movilidades poblacionales, atravesadas por el desarraigo, la falta de  pertenencia y la soledad “han generado un cierto clima poco propicio para una convivencia saludable para todos sus miembros. Y esto debe ser tomado en cuenta para la diagramación de las políticas públicas destinadas a la población en general, las cuales deben ser integrales, eficaces y orgánicas. Lo cual implica decisiones políticas de fondo, no de coyuntura”.

SE NECESITA
Luego afirmó que las comunidades necesitan de “un trabajo intensivo de acompañamiento de las familias y de sus niñ@s y adolescentes, de propuestas educativas innovadoras, del acceso a la salud en cualquiera de sus modalidades-hoy francamente amenazado y vulnerado por el propio estado-, de espacios de  expresión creativa a partir del arte y del deporte en todos los barrios, de oportunidades para fortalecerse como personas”.
Lo que implica –según la referente institucional- equipos técnicos capacitados, reconocidos laboralmente y profesionalmente, insumos, infraestructura adecuada, planificación y evaluación permanente. “Vemos diariamente las dificultades de funcionamiento en organismos y servicios destinados a la protección de los derechos de los niños, como de aquellos que deben proveerlos directamente (Salud-Educación) donde paradojalmente se anuncia grandilocuentemente la apertura de infraestructura versus lo escaso del presupuesto para el personal especializado que se necesita para el sostén de la tarea”, concluyó.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario