14 ene. 2012

Pesar por la muerte del compañero Miguel Onofri


Miguel Onofri. Foto de Daniel Gustavo Vaquero
El Sindicato de Prensa de Comodoro Rivadavia quiere transmitir su pesar a la familia de Miguel Onofri y compartir un reconocimiento no sólo a un gran profesional, sino a un gran amigo y compañero.
Vivió en Rada Tilly; tuvo un accidente hace algunos años, y desde entonces a fuerza de corazón y compromiso decidió emprender una gran lucha por conseguir que su ciudad y Comodoro sean "accesibles" no sólo para él sino para todos.

Nunca esquivó hablar del accidente recordó que ese día salió de "joda" con otros compañeros y alcoholizados subieron a un auto que finalmente chocó contra otro. También hubo fallecidos en ese accidente.
Quizá esa es otra de las lecciones que como ciudadanos tenemos que aprender por eso en cuanto se daba la oportunidad lo contaba.

Creó un periódico independiente, llamado “El Movillero”  y desarrolló una intensa Campaña denominada "Compromiso Accesible". Incomodó a más de uno con las denuncias sobre problemáticas urbanas y sociales que afectan la vida de quienes tienen algún tipo de discapacidad, que finalmente somos todos.

Impulsó el Festival de Rock solidario que  comprometió a la comunidad a dar un paso más hacia la integración, y no tuvo reparos a la hora de impulsar la participación en el programa de Marcelo Tinelli con el fin de conseguir los fondos para construir la primera plaza accesible de la ciudad. Promovió capacitaciones y dedicó horas y horas a hablar con funcionarios, colegas, y profesionales de las distintas áreas para comprometerlos a trabajar en la causa, en el cumplimiento de derechos elementales. Pero afortundamente no estaba solo en ese camino por eso llegó a conformar la fundación que permitiría a Compromiso Accesible incluso ayudar a las familias que hoy tienen un miembro discapacitado y no pueden brindarle la atención sanitaria que requiere.

Compartimos con él horas y horas en la Universidad, militancia, recreación y estudio. Luego seguimos codo a codo luchando en los momentos más difíciles de nuestra profesión en el diario El Patagónico. El humor y la creatividad fueron sus motores. Le preocupaba la indeferencia de los funcionarios, las excusas que ponían empresarios y comerciantes para no abrir sus puertas a todos. La mayoría de los colegas y compañeros aportaban su grano de arena al tema. Informes, fotografías, registros de todo tipo, intercambio de contactos nos unían a él permanentemente y el corolario de cada encuentro era una gran cena en la que nunca éramos pocos.

Estamos convencidos de que la mejor manera de recordarlo será seguir luchando para que Comodoro tenga su plaza accesible, que cada institución, comercio y barrio que habitamos tenga las condiciones edilicias adecuadas a las necesidades de todos. El mejor homenaje es luchar también por un servicio sanitario y social adecuado, y sobre todo salir adelante a pesar de todo. "El cambio empieza por uno. No puede ser que las personas como yo se queden encerradas en la casa, que los familiares los escondan y se averguensen de ellos. Sino salen los comerciantes, los funcionarios dicen para que voy a hacer esto si solamente viene un discapacitado al año. Tenemos que salir de la casa y eso es lo que hicimos por ejemplo con la ordenanza municipal que obliga a dar ingreso gratuito a un discapacitado y un acompañante a los espectáculos públicos", dijo Miguel.

1 comentario:

  1. te recuerdo con cariño y felicidad. Eso era lo que me irradiabas con tus locuras (anteojitos lennon, rulitos largos....)Saludos al cielo. Graciela ,tu prima.

    ResponderEliminar