22 feb. 2012

Perú antes de que desaparezca

Aborrezco el paso del tiempo que transforma

en huella las mejores imágenes

Lucho contra la oscuridad

para que los ojos ciegos vuelvan a ver

Oigo voces que en sepia se envuelven

acompañadas de la flauta del viejo de la calle

Una ventana abierta de par en par

                                                                                   Una máscara callosa me sigue con la mirada

                                                                                    y con destellos dorados puebla la pared de

                                                                                    pequeñas estrellas

                                                                                     En un sótano, bajo los pilotes de una     ostentosa  iglesia, yacen las calaveras de
quienes creían que Dios los salvaría
cada tanto alguien revuelve sus huesos para mantener inquietas sus conciencias



                                                                                    
 La virgen es paseada ya sin devoción

de una calle a otra al ritmo de los turistas

Mujeres de paso corto y apurado aprietan

entre sus dedos un rosario celeste, y ya nada

se entiende después del Ave María.

Desde lo alto de la cruz los barrios son tan

parecidos en América, mantos grises, terrosos lo cubren

todo hasta las alegrías de los pobres

Al pie de los cardos también hubo sombra para la

revolución contra la opresión

Como símbolo del poder San Cristóbal sigue allí

ratificando su presencia

En mi bolsillo aún tengo su mirada

La humedad en las tierras del norte no

habla de libertad
































































No hay comentarios.:

Publicar un comentario