18 mar. 2012

Mujeres analizaron el poder de las palabras y las palabras del poder


ORGANIZADAS POR LA SECRETARIA DE CULTURA Y PECES DEL DESIERTO

El viernes pasado se desarrolló la mesa de mujeres: “El poder de la palabra y la palabra del poder”. Una propuesta que reunió a la narradora Natalia Salvador, las escritoras Luciana Mellado y Liliana Ancalao, y las periodistas, Laura Morón y Mónica Baeza. El objetivo del encuentro fue crear un espacio de diálogo y debate alrededor de un temario diverso y significativo que interpela especialmente a las mujeres que trabajan con la palabra, artística, periodística, académica, etcétera.

El público pudo apreciar exposiciones que recuperaron los relatos periodísticos,  populares, canciones infantiles, rituales y poesía atravesados por las miradas que tanto hombres como mujeres, comparten sobre el “modelo de mujer”, aceptado socialmente.  La periodista María  Laura Morón sintetizó las exposiciones al decir que: “se trató de jugar un poco con esto del poder de la palabra y la palabra del poder desde lugar de trabajo de cada una”.

PALABRAS PODEROSAS

La narradora y actriz Natalia Salvador inició las exposiciones. Se refirió a las representaciones de la mujer en los relatos orales. Cuentos, leyendas que circulan socialmente generando modelos de mujeres y hombres. Como narradora propuso, ”frente a las pasiones tristes configurar pasiones alegres. Sin dejar de resistir y luchar, buscando e inventado nuevos modos de trabajar, de pensar, de hacer, de amar, de crear”. En tanto, la poeta Liliana Ancalao recuperó la idea del poder como una fuerza también modeladora de las palabras. Reflexionó sobre el individualismo como propuesta del poder y propuso pronunciar, contra ese modelo, que dice solo "yo", el "nosotros". “En lo colectivo aparece la posibilidad de construcción”. En ese marco, la autora de “Mujeres a la itemperie” pronunció y cantó palabras en mapudungun, como parte de ese nosotros que resiste.

EL GENERO DE LAS PALABRAS
En este marco, la escritora Luciana Mellado abrió su exposición recordando a la escritora norteamericana Adrienne Rich: “Una mujer que piensa duerme con monstruos”. Junto con su exposición, trajo al Centro un intercambio con escritoras de diferentes puntos del país. Liliana Campazzo, Marisa Negri, Marisa Do Brito, Maritza Kusanovic, Iris Giménez, Graciela Cros. Todas sus voces enunciando un dialogo sobre la posibilidad y la dificultad de pensar la propia escritura desde el género, sin caer en la trampa del esencialismo que conecta sexo e identidad como una correspondencia unívoca”. Sobre el final indicó: “Termino con unos versos que cayeron ayer de mi corazón mientras pensaba en la charla de hoy. “No me avergüenza mi tajo ni me lengua / mi lengua también es un tajo””.

LA ACCION Y EL LENGUAJE
Finalmente Baeza, abordó el tratamiento periodístico que se hace en los medios sobre las problemáticas que afectan a las mujeres. “La mujer objeto es quizá la más común de todas las construcciones, una mirada que junto a las practicas de violencia psicológicas y físicas, dan cuenta que estamos ante una problemática que encuentra respuestas en la desigualdad social, dado que se constituyen en discursos legitimadores de las demás operaciones”, indicó al tiempo que citó ejemplos al respecto. “Las y los periodistas no son testigos mudos de estas realidades, por ello intervienen no solo para generar nuevos relatos, sino además para definir estrategias políticas, considerando que como afirma Eliseo Verón, el poder reside también en la capacidad de distribución de significados. Bajo esta mirada desde el sector no solo se presentan recursos ante la justicia, sino que además se emprenden campañas de concientización y capacitación sobre género y lenguaje, se promueven leyes y se acompañan procesos de luchas del campo social”, concluyó.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario