16 abr. 2012

La FIP respalda estado de alerta,y movilización en la Argentina

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) manifiesta su apoyo al estado de alerta declarado por su afiliada, la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN), ante la sumatoria de violaciones a los derechos laborales de los trabajadores en varias zonas del país.

Uno de los más preocupantes episodios registrados en días recientes es la propuesta de la cámara empresarial, la Asociación de Diarios de la República Argentina (ADIRA), en la negociación salarial que venía desarrollando con la FATPREN. El planteamiento de ADIRA de un incremento salarial del 18 % es inaceptable ante la creciente rentabilidad que registran los medios escritos en el país con la labor de los trabajadores. Más vulneraciones a los derechos laborales y convenios colectivos fueron registradas en las provincias de Corrientes, Santiago del Estero, Salta, La Rioja, Catamarca, Formosa, Entre Ríos y Misiones.

Ante la incapacidad de las autoridades provinciales del trabajo para solucionar estos casos, el 41° Congreso Nacional Extraordinario de la FATPREN celebrado en la ciudad de Santa Fe, el pasado 13 y 14 de abril, proclamó por unanimidad el estado de alerta y movilización.

"Las autoridades provinciales de trabajo deberían cumplir con su mandato en vez de fallarle a los ciudadanos", declaró Elisabeth Costa, secretaria general de la FIP. "El incumplimiento de los estatutos profesionales y convenios colectivos en el 80% de los medios escritos promueve la pobreza de los trabajadores y sus familias", afirmó.
 
De igual manera, el encuentro nacional de la FATPREN rechazó cualquier intento de sujetar la recomposición salarial a los índices inflacionarios y repudio prácticas que atentan contra el ejercicio libre y responsable del periodismo.  

"Desde la FIP monitoreamos la evolución de estas denuncias. Acompañamos las acciones de la federación argentina y estamos preparados para presentar este caso ante la Organización Internacional del Trabajo", puntualizó Costa.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario