26 mar. 2013

Rindieron un homenaje a los desaparecidos durante la dictadura en Chubut


DESDE QUE COMENZARON LOS HOMENAJES SE SUMARON AL LISTADO DOS NOMBRES MAS

La Asociación de Docentes Universitarios de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco realizó un homenaje ayer a los desaparecidos durante la Dictadura Militar en Chubut. La secretaria general, Elena González, pidió repudiar también a las víctimas de los atentados en manos de la Triple A en Comodoro.

El homenaje a los detenidos desaparecidos de Chubut en la Universidad, se concretó ayer al mediodía en las escalinatas de ingreso al edificio central, donde además familiares de los desaparecidos y asesinados durante la última dictadura descubrieron una placa que eternizará sus nombres en una de las paredes de ingreso de la institución. Este homenaje se realizó también en las sedes de Esquel el sábado y  en Trelew el  mismo domingo 24 de marzo, en Madryn el acto se realizará el jueves 4 de abril.

La placa que descubrieron Bruno Cordano -Humberto Cordano López-  y José Trigo –hermano de Raúl Horacio Trigo- contiene los nombres de: Norberto Felix Amaturi, Horacio Bau, Elvio Ángel Bel, Orlando Cancio Morales, Elisa Cayul, Miguel Ricardo Chiernajowsky, Ricardo Alberto Cittadini, Eduardo Alberto Colella, Humberto Cordano López, José Esteban Cugura, Juan Oscar Cugura, Margarita Delgado , Marta Isabel Ferrer,Rubén Horacio Gargaglione,Susana Jenkins Rambousek, Carlos Alberto Juárez, Pedro Llorente Serrano, Daniel Heriberto Maldonado , Gaspar Medina, José Delineo Méndez, Julio Argentino Mussi, Miguel Ángel Pincheira, Eduardo Gustavo Ricoy, José Luís Rodríguez Dieguez, Javier Octavio Seminario, Guillermo David Silveira, Lidia del Carmen Soto, Raúl Horacio Trigo, Miguel Ángel Arraras.

UN LISTADO QUE NO CIERRA
Sobre la decisión de realizar este acto, la secretaria general indicó que “no queremos que las discusiones del momento borren la historia”, y recalcó que “lograr armar este listado nos costó mucho incluso habíamos armado la plata colocándolos por orden alfabético, cuando  unos familiares nos informaron sobre Miguel Ángel Arraras, que por eso quedó al final. Incluso en el acto de Esquel, un grupo de familiares nos pidió sumar también a Ricardo Vásquez de esa ciudad que había sido detenido en Buenos Aires, pero él se consideraba chubutense”, indicó. Es que la memoria es una construcción colectiva, y pasaron muchos años desde que las víctimas de la dictadura comenzarán a tener su lugar en la historia. Así lo reconoció José Trigo, al dialogar con diario Patagónico. “Pasó mucho tiempo pero ha sido muy importante la política de Derechos Humanos que inició Néstor Kirchner a partir de entonces es como que se fue acrecentando el sentimiento tomando conciencia sobre lo ocurrido, pero también reconocemos lo que hizo Raúl Alfonsín”, indicó  quien perdiera a su hermano durante la última dictadura.

MEMORIA, VERDAD, JUSTICIA
Durante el acto tomó la palabra Bruno Cordano, quien recordó los duros momentos que vivió cuando desapareció su hermano y tras varios años se conoció cómo fue asesinado por los militares. “Mataron la mejor parte de nuestra generación, jóvenes con muchos ideales”, sostuvo. Luego contó que su hermano había viajado a Buenos Aires a buscar asilo político, dado que integraba el Comité de Solidaridad de Chile y había ayudado a muchos compatriotas, era perseguido por la Dina. Fue secuestrado el 23 de mayo de 1977. “Fue traicionado por su mejor amigo Rubén Leiva, que jugaba a dos puntas y lo entregó atado de pies y manos. Se tomó el avión y lo siguieron a Buenos Aires de ahí fue a Necochea a ver otro contacto que tenía en un banco, que también trabajaba para los servicios y ahí lo llevó la policía argentina y lo entregó a la Marina, lo metieron en un tambor con cemento y lo tiraron al río de La Plata. Todo gracias a Rubén Leiva que ni bien llegó la democracia se mostró como un gran político pero que en realidad fue un traidor a la patria”, afirmó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario