2 may. 2013

Repudian la absolución de los policías acusados de abuso sexual en Trelew


El Consejo Social de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco sede Trelew y la cátedra de Género de la misma institución manifestaron su disconformidad por el fallo judicial en el caso de abuso sexual contra un joven de esa localidad, en la que estuvieron involucrados efectivos policiales de la Seccional Segunda de Policía.
Al respecto indicaron que como "continuidad del accionar de las fuerzas de seguridad y de la indefensa en la que nos hallamos como sociedad ante estos abusos, se desprende que este fallo, como en el fallo del caso Antillanca, se otorga a la policía licencia para asesinar, golpear y abusar de nuestros jóvenes".
En este marco el Consejo Social instó a "luchar para la toma de conciencia de toda una sociedad, para no tener miedo, para caminar con libertad".
En el comunicado enviado sobre el fin de semana, después de conocer el fallo, los integrantes del Consejo indicaron que "no tenemos que soportar que los jueces (del caso Antillanca, del caso Almonacid, entre otros) y todos/as aquellos/as que avalan un andamiaje sumamente aceitado para que nada se esclarezca y la impunidad reine en beneficio de unos pocos, sigan decidiendo sobre la justicia en nuestra provincia".

En tanto la cátedra de Género, en relación al fallo judicial producto del juicio en el que agentes policiales estaban acusados por maltratar y violar a un chico de 16 años en Trelew, expresaron que con este fallo nuevamente el sistema penal pone en evidencia que el patriarcado y su inherente  violencia, tienen el mismo poder.
"El Estado que debe amparar a sus ciudadanos, hoy tristemente vuelve a absolver a  funcionarios públicos que lejos de cumplir con la sociedad a la que se deben, dedicándose a proteger a las personas, repiten y ejercen diversas violencias –incluida la sexual-  otra vez sobre un joven detenido".
Finalmente manifestaron su "enérgico repudio ante estas últimas demostraciones institucionales que siguen diciéndole al pueblo que llevar uniforme es sinónimo de impunidad, con licencia para golpear y ultrajar los cuerpos". Afirmaron que en casos como estos las víctimas continúan expuestas a la inversión de la prueba: se pone en duda lo denunciado, y luego se exculpa al perpetrador, burlándose de quién ha sido agredido. "No condenar la violencia sexual ejercida por representantes del poder policial de la provincia del Chubut vuelve a demostrar que se minimiza la violencia cuando es ejercida por hombres armados, legitimando la desigualdad y la violencia", concluyeron.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario