22 mar. 2014

En Esquel condenaron por vejaciones a dos policías


La Justicia de Esquel resolvió en primera instancia imponer una pena de tres años de prisión de ejecución condicional y seis años de inhabilitación especial para desempeñarse como personal policial a Cristian Alejandro Aravena y Cristian Isaac Huenchumán, por golpear salvajemente a un hombre al que detuvieron en la Comisaría Segunda de esa ciudad.
El caso por el que se los encontró responsables ocurrió el 17 de marzo de 2013 alrededor de las 19:20, cuando una comisión policial de la Comisaría Segunda luego de detener legalmente a un hombre, lo trasladó a esa dependencia.
Según la investigación judicial, al ingresarlo por la parte de atrás del edificio, el suboficial Aravena le aplicó abusivamente al menos un golpe de puño en el rostro. Ya con el detenido en el suelo por el impacto del golpe, volvió a pegarle con el puño y  los pies. En ese momento se sumó también el cabo Cristian Huenchumán y otros efectivos policiales, dejándolo finalmente en el calabozo de contraventores.
El juez Javier Allende expresó en su dictamen que “en cuanto a la autoría, no hay dudas que cada una de las personas que intervino durante los abusos que sufrió este ciudadano, lo hizo con conocimiento e intención de lo que hacía, sin otro señorío que el propio al realizar individualmente estas conductas. En virtud de ello, Aravena y Huenchumán deberán responder a título de coautores”.
Allende consideró que la persistencia de las marcas dejadas por los policías, debe considerarse como agravante. En el mismo sentido computaron la pluralidad de agresores frente a un individuo pasivo esposado y en estado de ebriedad.

La investigación fue llevada adelante por el fiscal Fernando Rivarola, en tanto que por la querella actuó el defensor público Omar López. Los imputados fueron asistidos por José Julián Ripa, como defensor público ad-hoc y por Daniel Sandoval como defensor particular.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario