10 jun. 2014

Modifican la reglamentación del funcionamiento de internados y albergues para niños y estudiantiles

 

Hasta mañana miércoles se realiza en Gaiman un encuentro provincial de Educación Rural. En el acto de apertura, que se realizó en el Centro Arturo Roberts, estuvieron representantes de los 25 albergues y casas estudiantiles que funcionan en la provincia para alumnos de los niveles Primario y Secundario.

 

Convocados por el Ministerio de Educación para propiciar una discusión conjunta sobre las modificaciones que son necesarias introducir en el reglamento de internados, albergues y casas para estudiantes, integrantes del sistema educativo de la provincia comenzaron ayer lunes, en Gaiman, un encuentro de trabajo que continuará hasta este miércoles.

 

La intención es que después de tres días de debate y discusión, se obtenga un documento borrador del nuevo reglamento para el funcionamiento de las residencias escolares y estudiantiles, ya que la normativa que está vigente fue diseñada y puesta en marcha durante la época del proceso militar.

 

El subsecretario de Coordinación Operativa, Sergio Combina indicó que la normativa “es opresiva y no garantiza los derechos de los alumnos. Por el contrario buscamos que entre todos podamos consensuar los cambios y adaptar el reglamento a esta época que vivimos, democratizándolo y adecuando la norma para que otorgue condiciones como sujetos de derecho”, indicó.

 Indicó además que el reglamento es de la época del proceso, "es una muestra enorme de la deuda que tenemos todos los que estamos en el sistema educativo por no habernos puesto a discutir sobre esta realidad. No puede ser que tengamos esta normativa y que en el sistema educativo esté lleno de disposiciones que están vigentes desde la época del Proceso; eso es lo que estamos cambiando”, subrayó.

Uno de los artículos que esperan reformar es el artículo 38 que expresa, por ejemplo, que los alumnos "no pueden recibir ni enviar cartas o que la Dirección debe revisar la correspondencia que recibe el alumnos o también, que el personal docente debe vigilar qué revistas, libros y diarios leen. Está claro que lo  legal, en este caso no hace a lo legítimo”, abundó.

 

Tras las palabras de apertura, la actriz mapuche Luisa Calcumil ofreció una obra unipersonal denominada “Es bueno mirarse en la propia sombra”, que ahonda sobre la dificultad de mantener viva la identidad mapuche, ante la presión de la vida urbana y moderna, y que mereció un sostenido aplauso por parte de los presentes.

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario