30 mar. 2015

Cuestionan la criminalización de los mapuches a los que se les adjudica los incendios

Afirman que se inició una caza de brujas 

La utilización de los mapuches como chivos expiatorios en el difícil escenario social de los incendios en la cordillera motivó fuertes criticas, desde diferentes sectores, sobre las operaciones que buscan correr de eje del análisis de la problemática.

Esta mañana el doctor en Antropología y becario del Conicet, Hernán Schiaffini habló con FM Kalewche de Esquel al respecto y afirmó que la campaña que comenzó en las redes sociales continuó en algunos medios de comunicación como diario Jornada y diario Patagónico. “Hay una búsqueda de chivo expiatorio y esto permite ocultar responsabilidades”, dijo Schiaffini quien además de indicar que las acusaciones son infundidas se debe recordar que siempre este tipo de operaciones alcanzan a los más "débiles" y son impulsadas por los más poderosos. 

En el mismo sentido se manifestó la Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma de Chubut también cuestionó los dichos y acusaciones del ministro coordinador de gabinete, Juan Garitano, quien adjudicó a las comunidades mapuches el inicio del fuego en la cordillera.
La conducción de la Central sostuvo que  estas acusaciones son “falsas” y se realizan en momentos que los mapuches avanzan en la recuperación de “sus tierras en contra de las grandes empresas multinacionales que saquean nuestros bienes comunes”.

FRENAR LAS RECUPERACIONES
Por eso consideraron que no son casuales. Recordaron que uno de los procesos de recuperación más reciente afecta a la multinacional Benetton,  y su  “perverso negocio inmobiliario que está detrás de los incendios intencionales se completa con la continuidad del saqueo a nuestros pueblos originarios y el acaparamiento de las tierras patagónicas, especialmente de las que tienen mayor valor, en la zona cordillerana, por parte de grandes empresas multinacionales o de millonarios nacionales y/o extranjeros”.
Indicaron que a través de las declaraciones públicas y su divulgación se intenta atacar a los que legítimamente están luchando por sus derechos, al tiempo que se pretende ocultar la falta de previsión y preparación del gobierno provincial de Chubut ante los incendios forestales. “No existe equipamiento, protocolos, ni ningún aspecto seriamente establecido para combatir los terribles incendios que están afectando la vida de gran parte de nuestra población”, afirmaron desde la Central que contempla a un sector de la Asociación de Trabajadores del Estado.
En ese marco hicieron referencia también a las condiciones de trabajo y equipamiento de los trabajadores que se desempeñan en las tareas de brigadistas en la lucha contra el fuego. “Mal remunerados, sin ropa ni equipamiento adecuado, en condiciones de precarización y sufriendo los abusos de sus jefes; pese a todo esto los compañeros desarrollan día a día su labor con verdadero heroísmo”, se indicó a través del comunicado firmado por el dirigente, Gonzalo Pérez Álvarez.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario